Crédito:  fisioterapia_online
Crédito: fisioterapia_online

Quizás nunca escuchó hablar sobre las lesiones degloving, pero en el área de la medicina se les conocen como lesiones traumáticas que arrancan los tejidos blandos de la piel en zonas extensas y dejan a la vista el hueso se denominan “lesiones de degloving. Algunos sinónimos que quizás hayas oído son: despegamiento, avulsión, arrancamiento. Cuando este tipo de se dan en la cabeza o en el torso, suelen ser de carácter mortal.

¿Qué son las lesiones de degloving?

Los médicos utilizan el término degloving para definir aquellas lesiones traumáticas que arrancan los tejidos blandos en zonas extensas, dejando el expuesto. Los problemas que este tipo de lesión provocan son, en la mayoría de los casos, de difícil solución.

Causas de las lesiones de degloving

Con mayor frecuencia se encuentra en la región trocatérica y muslo proximal, pueden estar asociados a fracturas de pelvis, acetábulo y también puede ocurrir en traumatismo cerrado en ausencia de fractura.

El diagnóstico se basa en la anamnesis, historia de traumatismo, generalmente de alta energía (accidentes automovilísticos, caídas de altura, etc.), caídas o contusiones directas, traumas en deportes de contacto (fútbol americano, lucha libre, básquetbol); incluso algunos pacientes no recordarán ningún evento traumático.

Clasificación de las lesiones de degloving

La clasificación de las lesiones de las partes blandas puede ayudar a entender su verdadera extensión y sus implicaciones. Se utiliza la clasificación de Tscherne, descrita en un estudio publicado en Colombia Médica en 2014 y entre otras publicaciones, y que toman como ejemplo las fracturas de tibia y sus lesiones asociadas a las partes blandas.

Lesión grado 0

Las lesiones de grado 0 ocurren en las fracturas de poca energía, como por ejemplo en las fracturas espiroideas de la tibia en los esquiadores. En ellas, no hay signos clínicos evidentes de lesión.

Lesión grado I

En este grupo, las lesiones aparecen cuando las fracturas se producen con una energía moderada. Un ejemplo de lesión de grado I son las fracturas de luxaciones de tobillo. La energía liberada produce una contusión entre leve y moderada de las partes blandas.

Lesión grado II

En cuanto a las lesiones de grado II, se originan por mecanismo de alta energía. Un ejemplo de este tipo de lesiones de las partes blandas son las fracturas de tibia cerradas segmentarias de accidentes tráfico.

En estos casos, las partes blandas absorben mucha energía en el momento del impacto y, como consecuencia, se produce una contusión profunda. En esta categoría también se incluyen los síndromes compartimentales inminentes.

Lesión grado III

Están las lesiones se asocian a daños cutáneos y musculares graves, como por ejemplo, lesiones vasculares, síndromes compartimentales avanzados, que es una afección seria que implica un aumento de la presión en el compartimento muscular. Puede llevar a daño de nervios y músculos, igual que problemas de flujo sanguíneo. También lesiones por aplastamiento y lesiones degloving.

♦ Tratamiento para las lesiones de degloving

En las lesiones que pertenecen al rango CII y CIII según la clasificación de Tscherne, evolucionan mejor si se retrasar la cirugía y se utiliza un fijador externo temporal.

Las lesiones por degloving requieren siempre intervenciones de cirugía mayor. Las opciones de tratamiento incluyen la reimplantación o revascularización de las zonas afectadas, o cuando éstos no son posibles, injertos de piel o colgajos de piel.

En algunos casos no es posible conservar los miembros o las extremidades y es necesario que el médico recurra a la amputación. posteriormente, el paciente deberá recurrir en cualquier caso a la fisioterapia postoperatoria.

Recuperación final de las lesiones de degloving

Como último paso, después de realizarse la cirugía, el paciente deberá recurrir a unas sesiones de fisioterapia posoperatorias. Las posibles secuelas dependerán de la gravedad de la lesión y del tipo de tratamiento que se haya utilizado.

Te pueden interesar: