Entre el amplio abanico de ingredientes que conforman nuestra dieta, las nueces se han convertido en uno de los aliados más fieles y efectivos pues, según han demostrado multitud de estudios científicos, sus propiedades nutricionales son sumamente ricas.

Solo 25 gramos de nueces aportan más del 90% de las necesidades diarias de y eso lo convierte como uno de los frutos secos con más cantidad de grasas. Además, aporta una gran variedad de minerales.

¿Qué son las nueces?

Las nueces bien del latin ‘nux’, ‘nucis’, es el fruto del nogal y se caracteriza por su forma redondeada y su cáscara rugosa y rígida. Su fruto en el interior es la parte comestible y a continuación te contamos sus propiedades, beneficios, tipologías y usos terapéuticos.

¿Dónde puedo encontrar las nueces?

Este alimento es original de Asia y su cultivo se extendió después a Europa y América. En la actualidad las nueces tienen una producción mundial de 1,2 toneladas aproximadamente y primer productor es.

Beneficios de consumir nueces

Los beneficios de las nueces son numerosos, entre los principales están el reducir el colesterol debido a su alto contenido en ácidos grasos Omega 3 de origen vegetal. Las grasas y minerales que contienen las nueces ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares y tener un corazón sano. Sus compuestos neuroprotectores ayudan a mejorar la función cognitiva y motriz del envejecimiento.

Contiene 21 gramos por cada 100 de producto, que te aportarán un extra de energía en tu día a día. Además gracias a su alto contenido en fibra y combaten el tan temido estreñimiento. Saciarás tu apetito y llegarás con menos ansiedad a las comidas principales del día.

Sus aporte de ácidos grasos poliinsaturados (como el ácido linoleico) retrasan la aparición de alteraciones en el sueño. También potencian el sistema inmunológicos, de manera que las nueces ayudan a tu cuerpo a protegerse de los agentes externos y a sentirte mejor y más sano a diario.

Las nueces ayudan a mejorar las habilidades neuronales

Añadir nueces a una dieta sana mejora el desempeño de tareas que requieren habilidades motoras o del comportamiento en personas de edad avanzada, debido a que mejora la conexión entre neuronas gracias a su contenido en polifenoles y otros antioxidantes, tal y como probaron neurocientíficos de la Universidad de Boston de Estados Unidos.

Las nueces ayudan a mantener el corazón sano

Los ácidos grasos omega-3 mejoran la relación entre y previenen los ritmos cardiacos erráticos y la formación de coágulos sanguíneos en las arterias, primera causa de infarto. Además, benefician la salud cerebral, pues las neuronas los necesitan para funcionar correctamente.

Las nueces ayudan a reducir el apetito

Producen un efecto saciante y es recomendable incluirlas en regímenes de adelgazamiento que reduzcan la grasa total al evitar los alimentos ricos en grasas saturadas: hay que recordar que la grasa de la nuez no engorda en sí misma, lo que importa es el conjunto de la dieta.

La nuez es un super antioxidante

Las sustancias antioxidantes de la nuez retrasan o reducen la severidad de las enfermedades neurodegenerativas, como el Parkinson o el Alzheimer. Para obtener beneficios visibles para la salud, Vinson recomienda comer 7 nueces al día, una dosis suficiente para reducir el riesgo de padecer diabetes, problemas cardiovasculares y cáncer.

Las nueces ayudan a combatir el Alzheimer

Un estudio dado a conocer en la revista Neurochemical Research sugería que el extracto de nueces (el fruto seco una vez eliminada su fibra) tiene efectos protectores contra el estrés oxidativo y la muerte celular que se producen en el cerebro de los enfermos de. Y todo gracias a su contenido en ácido alfa-linolénico (ALA), un omega-3 de origen vegetal.

Te puede interesar: