La joven santa es conocida como mártir de la castidad  (Foto: ACI Prensa)
La joven santa es conocida como mártir de la castidad (Foto: ACI Prensa)

Cada 6 de julio se conmemora a Santa María Goretti, quien a los once años fue asesinada de 14 puñaladas por resistirse a una violación y, antes de morir, perdonó a su asesino. La joven santa es conocida como mártir de la castidad y como testigo del perdón por haber orado por la conversión de su agresor.

MÁS INFORMACIÓN: Por qué San Pedro y San Pablo son celebrados cada 29 de junio

María Goretti nació en 1890, en Corinaldo, provincia de Ancona, Italia. Fue hija de Luigi Goretti y Assunta Carlini, siendo la tercera de siete hijos. Al día siguiente de su nacimiento fue bautizada y consagrada a la Virgen.

Su familia era pobre, pero rica en fe y virtudes que se cultivaban con la oración en común, el rezo diario del Santo Rosario, la comunión y Misa dominical. Sin embargo, la precariedad económica de sus padres fue el motivo por el cual tuvieron que emigrar en varias ocasiones, hasta instalarse en las cenagosas tierras de Ferriere di Contra.

MÁS INFORMACIÓN: Cuatro desafíos que deben enfrentar los docentes de cara al futuro

Cuando María tenía nueve años perdió a su padre debido a que contrajo una enfermedad fulminante, el paludismo. Como consecuencia de la muerte de Luigui, Assunta tuvo que trabajar dejando la casa y los hermanos menores a cargo de María quien realizaba sus obligaciones con alegría.

Junto a la labor de cuidar de sus hermanos menores, María seguía rezando y asistiendo a sus cursos de catecismo, pues desde muy pequeña anhelada recibir la Sagrada Eucaristía. Sin embargo, según era costumbre en la época, debía esperar hasta los 11 años.

MÁS INFORMACIÓN: Conoce lugar y fecha de vacunación para mayores de 50 años en Lima y Callao

Como María ansiaba recibir la Eucaristía se comenzó a preparar con la ayuda de una persona del lugar, pues no sabía leer. Sus vecinos también la ayudaron en su preparación para el sacramento e incluso consiguieron las prendas que necesitaba para ese gran día. De esta manera, hizo su primera comunión el 29 de mayo de 1902.

Santa María Goretti (Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa)
Santa María Goretti (Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa)

¿CÓMO MURIÓ SANTA MARÍA GORETTI?

Antes de que Luigi Goretti muriera se había asociado con Giovanni Serenelli y su hijo Alessandro. Las dos familias vivían en apartamentos separados, pero compartían la cocina. Durante las comidas, María recién se sentaba a la mesa luego de haber servido a todos. Su generosidad se extendía igualmente a los Serenelli.

Después de tener mayor contacto con la familia Goretti, el joven de diecinueve años comenzó a hacer proposiciones deshonestas a María, quien en un principio no comprendía, pero al adivinar las intenciones perversas del muchacho, rechazó cualquier tipo de adulación.

María le suplicaba a su madre que no la dejara sola en casa, pero no se atrevía a explicarle qué ocurría pues Alessandro la tenía amenazada de muerte. Es así como buscó refugio en la Virgen ante las propuestas indecentes del muchacho.

El 5 de julio de 1902, mientras la familia de María y el padre de Alessandro trabajaban, la niña se quedó en casa cosiendo ropa y cuidando de su hermanita de dos años, Teresina. De acuerdo con Aci Prensa, Alessandro se acercó a María y le pidió que la siguiera, pero como ella se negó entonces la agarró del brazo y la arrastró hasta la cocina.

Alessandro amordazó y apuñaló a María, pero ella no sucumbió ante las intenciones del muchacho. Es entonces que el joven intentó arrancarle la ropa, pero María logró quitarse la mordaza y le gritó que lo que pretendía hacer era pecado.

Cegado por la rabia, el joven la apuñaló salvajemente; cuando Alessandro vio que María intentaba arrastrarse hacia la puerta, la apuñaló nuevamente y luego huyó. María recibió catorce heridas graves y quedó inconsciente. En ese momento, el padre de Alessandro subió a la casa y la vio tendida en el suelo. Llamó a la mamá de María y la llevaron al hospital.

Al llegar al nosocomio, los médicos se sorprendieron de que la niña todavía no haya muerto por la gravedad de sus heridas. Al diagnosticar que ya no tenía cura, llamaron al sacerdote, quien estuvo a su lado asistiéndola paternalmente. En el momento de darle la Sagrada Comunión, le preguntó si perdonaba a su asesino y ella respondió que sí, que lo perdonaba por el amor de Jesús. Después de breves momentos, se le escuchó decir: “Papá”. Finalmente, María Goretti falleció el día 6 de julio de 1902, a las tres de la tarde.

Alessandro Serenelli fue condenado a 30 años de cárcel y parecía que no tenía ningún remordimiento por su crimen. Pero se arrepintió tras ser visitado por el entonces Obispo de Noto, Mons. Giovanni Blandini, y tener un sueño donde María derramó sobre él catorce lirios, la misma cantidad de veces que la apuñaló.

Cuando salió libre, buscó a la madre de María para pedirle perdón. Años después, Alessandro colaboró con su testimonio en la causa de beatificación. También fue admitido en la Tercera Orden de San Francisco.

CANONIZACIÓN DE SANTA MARÍA GORETTI

El 24 de junio de 1950, el Papa Pío XII canonizó a María Goretti definiéndola como “pequeña y dulce mártir de la pureza”. La ceremonia se realizó en la Plaza de San Pedro, debido a la gran cantidad de asistentes. Estuve presente la madre de 82 años, dos hermanas, un hermano de María y su arrepentido asesino Alessandro. Los restos de María se encuentran en el santuario de Nettuno, a 50 km de Roma.

Relicario de Santa María Goretti en Nettuno (Foto: Martha Calderón / ACI Prensa)
Relicario de Santa María Goretti en Nettuno (Foto: Martha Calderón / ACI Prensa)