Santa Teresa de Jesús de los Andes es la primera santa chilena (Foto: ACI Prensa)
Santa Teresa de Jesús de los Andes es la primera santa chilena (Foto: ACI Prensa)

Cada día la Iglesia católica dedica una fecha del a la obra de mártires o beatos. Este 13 de julio se conmemora a San Enrique, Santa Teresa de Jesús de los Andes y a la Beata Angelina de Marsciano. Aquí te contamos quiénes son, por qué son celebrados y qué milagros se les atribuye.

MÁS INFORMACIÓN: Qué santo es celebrado el 8 de julio

¿QUIÉN FUE SAN ENRIQUE?

San Enrique fue un emperador romano que empleó gran parte de su vida en propagar la fe de Cristo por toda Europa. Fue nieto de Carlomagno y sucesor de los tres Otones. Colaboró en las labores del Papado y de los monjes de Cluny.

En el año 1002, el Sacro Imperio Romano-Germánico lo elige para el cargo imperial. En el año 1014, junto con su esposa, fue ungido y coronado rey por el propio pontífice, en Roma.

Enrique fue uno de los pocos reyes que en vida tuvo tan buena fama, fue un hombre noble y sincero. Además, realizó lo que a muchos puede parecer imposible: ser emperador, vivir continuamente ocupado en los problemas públicos y entre guerras, y llegar a santo.

Enrique II murió el 13 de julio de 1024 y fue enterrado en la catedral de Bamberg. En 1146 fue canonizado por el papa Eugenio III. Sin embargo, la conmemoración canónica fue incorporada en el calendario católico de 1631.

San Enrique fue un emperador romano (Foto: ACI Prensa)
San Enrique fue un emperador romano (Foto: ACI Prensa)

¿QUIÉN FUE SANTA TERESA DE JESÚS DE LOS ANDES?

Juana Enriqueta Josefina de los Sagrados Corazones Fernández Solar nació el 13 de julio de 1900 en Santiago, Chile. A los catorce años, decidió consagrarse a Dios como religiosa carmelita descalza.

El 7 de mayo de 1919 ingresó en el monasterio del Espíritu Santo de las Carmelitas Descalzas de Los Andes, en la diócesis de San Felipe de Aconcagua. El 14 de octubre tomó el hábito y recibió el nombre de Teresa de Jesús, comenzando así su año de noviciado.

Sin embargo, falleció el 12 de abril de 1920 debido a que le dio una enfermedad infecciosa. Fue beatificada el 3 de abril de 1987 por el papa Juan Pablo II y canonizada por el mismo pontífice en la basílica de San Pedro en la Ciudad del Vaticano el 21 de marzo de 1993.

En el calendario de la Iglesia católica, su memoria se recuerda el 13 de julio, fecha de su nacimiento. Sus restos son venerados en el Santuario de Auco-Rinconada de Los Andes, en Chile.

Santa Teresa de Jesús de los Andes es la primera santa chilena (Foto:  Teresa Latour)
Santa Teresa de Jesús de los Andes es la primera santa chilena (Foto: Teresa Latour)

LOS MILAGROS DE SANTA TERESA DE JESÚS DE LOS ANDES

El 4 de diciembre de 1983, el voluntario de la Sexta Compañía de Bomberos de Santiago, Héctor Uribe Carrasco, cayó desde un techo durante un incendio. Quedó completamente inconsciente y según decían los médicos no tenía ninguna posibilidad de vida, pues estaba clínicamente muerto.

Ante esta situación, su madre decidió ir hasta la Cripta de Sor Teresa para implorar por la vida de su hijo. La súplica la hizo en la Capilla, acompañada de varios voluntarios y amigos de Héctor, el día 7 de diciembre, es decir, 3 días después del accidente.

Según testimonio de la mamá y de los amigos, desde entonces empezó a dar señal de recuperación hasta quedar totalmente restablecido. Este fue el milagro por el cual Teresa fue beatificada. Para iniciar el proceso de Canonización, se debía producir otro milagro.

El día 7 de diciembre de 1988, varias alumnas del Colegio Las Condes, Institución Teresiana, en el paseo de fin de año escolar, se reunieron para pasar el día. La alumna Marcela Antúnez Riveros se asfixió en la piscina del estadio del Banco Chile. Fue sacada del agua después de al menos 5 minutos y sin ningún signo vital.

Mientras la intentaban reanimar, dos apoderados y un grupo de alumnas les pidieron a Santa Teresa por la vida de la joven, quien se recuperó rápidamente. Por precaución se quedó internada 3 día en la clínica, pero a pesar de haber estado inconsciente varios minutos no sufrió ninguna lesión cerebral. Este fue el milagro que concedió la canonización de la santa.

¿QUIÉN FUE LA BEATA ANGELINA DE MARSCIANO?

Angelina se casó a los 15 años de edad con Juan de Terni, Conde de Civitella. Dos años después quedó viuda y se convirtió en la dueña del castillo y las tierras de Civitella del Tronto.

La beata tomó entonces el hábito de la tercera orden de San Francisco y transformó su casa en una especie de comunidad de terciarias. Angelina y sus compañeras recorrían la región, predicando a los pecadores, socorriendo a los necesitados y exhortando a las jovencitas a consagrarse a Dios.

Angelina fue acusada de hechicería, a causa de la influencia que ejercía sobre las jóvenes. Ladislao, rey de Nápoles, la sometió a juicio decidido a condenarla a la hoguera si la encontraba culpable. Sin embargo, la declaró inocente, pero como como algunos seguían quejándose de las actividades de la beata y sus compañeras, acabó por desterrarlas del reino.

En 1397, Angelina fundó el primer convento de terciarias regulares con votos y clausura. En 1399, fundó en Foligno, el convento de Santa Inés y más tarde, los de Espoleto, Asís y Viterbo. En vida la beata logró fundar once conventos más. Falleció a los 58 años y su culto fue aprobado en 1825.

La Beata Angelina de Marsciano fundó más de once conventos (Foto: ACI Prensa)
La Beata Angelina de Marsciano fundó más de once conventos (Foto: ACI Prensa)