Presta mucha atención a los consejos que te da tu tatuador en el estudio. (Foto: escueladesarts.com)
Presta mucha atención a los consejos que te da tu tatuador en el estudio. (Foto: escueladesarts.com)

Cuando decides hacerte un , quieres que quede tal cual lo imaginaste. Y para lucir un tatuaje bonito, acudes al mejor tatuador. Pero eso no es suficiente. Es muy importante cuidar la piel después de la intervención. Estos cuidados son vitales para la cicatrización del tatuaje y para evitar posibles infecciones.

TE PUEDE INTERESAR

El momento más importante en cuanto a cuidado de tu tatuaje es justo después de habértelo hecho y hasta aproximadamente 3 semanas después, cuando las capas superiores de la piel se hayan cicatrizado por completo.

Durante este tiempo, el riesgo de infección es máximo y también cuando la apariencia de un tatuaje puede arruinarse fácilmente debido a la falta de cuidado posterior.

¿Cómo cuidar tu tatuaje?

  • Deja el vendaje de 2 a 24 horas. Cuando salgas del estudio, el tatuador habrá cubierto la zona ya que la piel está hipersensible. Sabemos que vas a querer mostrar orgulloso tu a tus amigos, pero no caigas en la tentación de abrirlo. El vendaje protege el tatuaje de bacterias que puedan penetrar en la piel. Debes dejarlo un mínimo de 2 horas antes de quitártelo.
  • Retira el vendaje cuando haya pasado el tiempo indicado por tu tatuador. Toca lavarlo por primera vez. Para eso, tus manos deben estar limpias, debes usar agua templada y jabón antibacteriano sin aroma y de ph neutro. Frota con las manos cuidadosamente el tatuaje, eliminando restos de sangre y tinta. Evita que el agua le caiga directamente. Cuando termines, usa un papel toalla para secarlo. No frotes la zona, solo da pequeños toques. Deja el tatuaje descubierto durante 20 minutos o una hora para que respire y el exceso de humedad se evapore. Ya no te vendes más el tatuaje.
  • Aplica un poco de pomada indicada para la cicatrización. Hazlo cuando tu esté completamente seco y la piel empiece a sentirse tirante. Asegúrate de usar una buena pomada, pues funcionan muy bien. Debes aplicar una capa fina de pomada, lo suficiente para que el tatuaje brille. Si pones una capa muy gruesa, estás favoreciendo la aparición de bacterias. Debes usar la pomada después de lavar el tatuaje durante 3 o 5 días.
  • Lava tu tatuaje 3 veces al día. Una buena limpieza de la zona ayudará a que el resultado sea el mejor. Puedes lavar tu tatuaje 3 veces al día. Hasta que no esté completamente curado, debes continuar limpiándolo con jabón antibacteriano y agua templada. Si el tatuaje está en la mano, muñeca, pie u otra zona que esté más expuesta a los gérmenes, deberías lavarlo unas 5 veces al día.
  • No te rasques. Cuando la herida se cura, es normal que aparezcan costras y que estas generen picazón. Debes dejar que se sequen y se caigan por sí solas. Si te las quitas pueden aparecer manchas más claras en tu tatuaje.

Otras recomendaciones

- Una buena época para hacerte un tatuaje es en otoño o invierno, estaciones con climas más frescos, pues no debes sumergirlo en agua hasta que se haya curado completamente. Tampoco debes dejar tu tatuaje expuesto al sol. Los rayos del sol aclaran el color de la tinta.

- Las tres primeras semanas evita que le dé el sol en su totalidad. Luego, recuerda aplicar protector solar de factor alto cada vez que tomes el sol para mantener los colores por más tiempo.

IMPORTANTE: Si tu tatuaje es muy pequeño debes tener los mismos cuidados indicados en esta nota. El tamaño no importa.

TE VA A INTERESAR