Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

Donald Trump levanta el veto a Huawei ¿Podrá acceder nuevamente a los servicios de Google?

Donald Trump aseguró que Huawei podrá seguir comprando productos a Estados Unidos. 

Donald Trump levanta el veto a Huawei
Donald Trump levanta el veto a Huawei
Donald Trump levanta el veto a Huawei

¿Se acabaron las sanciones? A más de un mes del anuncio de Estados Unidos de la inclusión de Huawei en una lista negra de empresas peligrosas para su seguridad nacional y en consecuencia, la suspensión de las conversaciones comerciales, el presidente Donald Trump levantó el veto que impuso a la compañía china. 

Luego de reunirse con su homólogo chino Xi Jinping durante la cumbre del G20 realizada en Japón, Donald Trump aseguró que Estados Unidos seguirá vendiendo sus productos a Huawei

“Hemos mencionado Huawei. Dije que ese tema tendremos que guardarlo hasta el final (...) Una de las cosas que permitiré, no obstante, es que vendamos y enviemos a Huawei una gran cantidad de productos que emplean en muchas de las cosas que ellos fabrican. Y he dicho que perfecto, que seguiremos vendiéndoles esos productos”, dijo Donald Trump en una conferencia de prensa. 

En ese sentido, presidente de Estados Unidos indicó que no serán todos los productos, sino los que no supongan 'un gran problema para la seguridad nacional'. Además, aclaró que esta decisión no significa que vaya a retirar a la compañía china de su lista negra.

En mayo pasado Estados Unidos anunció que las compañías estadounidenses dejarían de venderle tecnología ni componentes tecnológicos a Huawei, por considerarla una empresa peligrosa para su seguridad nacional. 

De inmediato, Google reaccionó e informó que dejaría de venderle software, lo que significaría el fin de Android para los equipos de Huawei. Otras compañías del rubro se sumaron a la medida. 

A pesar de que en un primer momento la medida debía aplicarse inmediatamente, Donald Trump retrasó el inicio de las sanciones para este 19 de agosto. Y es que las empresas estadounidenses pidieron un tiempo para adaptarse, ya que perderían un gran cliente que invierte al menos unos 11 mil millones de dólares anualmente, informó El País.

Cargando siguiente contenido

Portada