C04-santa-anita-peperas

Su ‘curiosidad’ por asistir a una fiesta en una discoteca le salió caro a un joven estudiante, quien denunció que fue víctima de una mujer dedicada a robar a hombres tras ‘pepearlos” con potentes somníferos. Contó que ingresó a una discoteca situada en Santa Anita pese a que están prohibidas las fiestas por el estado de emergencia por el COVID-19. Agregó que tras tomar un vaso con alcohol despertó en un hostal sin sus pertenencias. La cámara de seguridad registró la entrada y salida de la acompañante. “He perdido todo como mi laptop, mi USB, se han vaciado toda mi cuenta de cinco bancos”.

  • 20 de enero de 2021 08:39 a.m.