El féretro de Hondo. (Facebook | Rawtin Garage)
El féretro de Hondo. (Facebook | Rawtin Garage)

Se llamaba Hondo, tenía 7 años de edad y era un perro policía integrante del equipo K-9 del Departamento de Policía de Herriman City, en Utah, Estados Unidos. De la raza pastor belga malinois, perdió la vida de un disparo cuando con sus compañeros perseguían a un avezado delincuente al que terminaron capturaron.

Sucedió el pasado 13 de febrero. El disparo que recibió en el esternón le costó la vida a Hondo y aunque fue trasladado rápidamente a una clínica veterinaria nada pudieron hacer por él. Sus colegas lo recordaron como un gran agente. Antes de unirse al Departamento de Herriman City se formó en Europa.

Sus compañeros quisieron hacer algo especial en su funeral y encargaron un ataúd personalizado. Para ello contactaron con Rawtin Garage, un taller especializado en pintar motocicletas y otros vehículos a mano. Se pusieron manos a la obra y en 24 horas realizaron un féretro muy especial para el héroe Hondo.

Además de plasmar la imagen de Hondo, los artistas de Rawtin Garage dibujaron el escudo del Departamento de Herriman City y la unidad a la que pertenecía el valiente can. En su página de Facebook compartieron las imágenes del proceso y escribieron: “¡Qué honor fue pintar el ataúd de un héroe!”.

Hondo y su adiestrador, el sargento Ben Ricks, fueron uno de los mejores equipos de K-9 en Utah, según informó la Policía de ese estado. Durante toda su carrera, Hondo ayudó con más de 100 detenciones por delitos bastante graves y recuperó miles de dólares fruto de diversos crímenes como el narcotráfico.

El jefe de policía del departamento Troy Carr dijo en conferencia de prensa un día después de su muerte: “Hondo era un verdadero guerrero. Y sus acciones de anoche aseguraron que su amado amigo y compañero Ben pudiera regresar a casa con su familia”. La emotiva historia es en .