Facebook viral: Tren arrolla a una mujer en Italia y sujeto se tomó un selfie en vez de ayudarla | FOTOS

Un sujeto se ha convertido en el hombre más odiado de Italia luego que se tomara un selfie luego que una mujer fuera arrollada por un tren y lo subió a sus redes sociales.

Selfie Italia
Selfie Italia
Selfie Italia

Más sobre:

Facebook,

Italia

Una fotografía en Facebook ha causado el repudio de miles de personas en Italia , pues representa la indolencia humana ante la desgracia de otro. La imagen tomada por un periodista italiano mostró a un joven tomándose un selfie mientras que al fondo se puede ver cómo un grupo de personas socorría a una mujer que minutos antes había sido arrollada por un tren.

Giorgio Lambri capturó el momento en la plataforma de trenes de la estación de Piacenza, ubicada al norte de Italia, cuando fue enviado a esta zona para cubrir el accidente de la mujer de nacionalidad canadiense y publicó la instantánea en Facebook .

La imagen muestra al sujeto que, lejos de tener pena por lo sucedido, sacó su celular y se tomó una instantánea que indignó a todos los presentes en el lugar. Inmediatamente, los oficiales de la policía italiana le ordenaron que borrara las imágenes de su teléfono que iba a publicar en sus redes sociales.

Los medios de comunicación resaltaron en sus portadas las imágenes del chico tomándose la selfie y calificaron el hecho como una 'barbarie'. "Estoy seguro de que no es una mala persona, solo alguien ignorante sobre la ética de vivir", dijo el periodista.

"Soy un periodista veterano que ha cubierto ampliamente hechos criminales y ha visto varias escenas terroríficas, pero esto me ha entristecido mucho", sostuvo Lambri.

La fotografía fue subida a Facebook y ha sido compartida por miles de personas pidiendo que se descubra el rostro del hombre tomándose la selfie, pues muchos indican que deberías ser humillado de la misma forma que él lo hizo con la mujer accidentada.

"El cáncer corroe a Internet, como un gusano que se infiltra en el alma", dijo otro de los comentaristas.

Ir a portada