Talita Cunha le donó su riñón a su prima Raffaela Santana diagnosticada con una grave enfermedad. (Foto: Instagram)
Talita Cunha le donó su riñón a su prima Raffaela Santana diagnosticada con una grave enfermedad. (Foto: Instagram)

Talita Cunha es una joven brasileña que se vio en una situación bastante particular. Fue la única persona compatible para el trasplante de riñón a su prima Raffaela Santana, quien según el sitio web , pasó durante cinco años sufriendo los embates de insuficiencia renal múltiple. Conoce aquí su historia.

MÁS INFORMACIÓN: El amoroso gesto de un hombre para sorprender a su hijastra con el anuncio de que acababa de adoptarla

Esta enfermedad la condicionó en sus quehaceres. Tuvo que estar sometida a largas jornadas conectada a una máquina y haciéndose hemodiálisis desde el año 2016, cuando tenía 26 años y los médicos le dieron el diagnóstico.

Uno de sus riñones ya no funcionaba en toda su capacidad, lo que podía acabar con su vida. “Todo era muy incierto. Lo que el dijo el médico fue: ‘disfruta hoy porque no sabes si estarás viva mañana’. Fue algo que hizo que mi estómago se revolviera. En ese momento lloré mucho”, contó Raffaela.

Pero la solución al duro diagnóstico llegó de una manera inesperadas. Tras varios exámenes médicos, se concluyó que la prima de Raffaela, Talita, era una de las únicas en la familia que era compatible para el trasplante.

No obstante, Talita tenía temor de someterse a esa operación porque le advirtieron que eso le podría traer complicaciones si es que quería ser madre en un futuro. Un problema de salud hizo que se extirpara el útero, por lo que estuvo disponible para realizarse la operación y salvar la vida de su prima.

Luego de las pruebas médicas, la cirugía pudo llevarse a cabo en dos salas, una frente a la otra. “Solo una puerta me separaba de Talita. Comenzaron la cirugía por ella y luego me implantaron el riñón”, indicó Raffaela. En tanto, Talita, dijo que era “surrealista que le des una parte de ti a alguien. Puedo decir que me cambió como persona”.

La operación fue un éxito y el cuerpo de Raffaela aceptó el riñón trasplantado. Hoy las dos primas son inseparables, ya que no solo las unen los buenos sentimientos que se tienen mutuamente, ni su familia, sino que una parte de Talita está en Raffaela. Ambas planean promover la donación de órganos.