Dos días después de que Debby-Neal Strickland y Jim Strickland se casaran, Debby donó un riñón a la exesposa de Jim, Mylaen Merthe. (Foto: Franklin Alvear / Pixabay)
Dos días después de que Debby-Neal Strickland y Jim Strickland se casaran, Debby donó un riñón a la exesposa de Jim, Mylaen Merthe. (Foto: Franklin Alvear / Pixabay)

Debby Neal-Strickland se casó con su novio de toda la vida, Jim Strickland, en una iglesia de Florida, Estados Unidos. Lo llamativo de su historia es que apenas dos días después de dar el “Sí” decidió pasar por el quirófano para donarle un riñón a Mylaen Merthe, la exesposa de su flamante marido.

MIRA MÁS: La profesora que dicta clases con un mapa hecho a mano y llamando por WhatsApp a cada uno de sus alumnos

Todo comenzó cuando a Mylaen, de 59 años, le diagnosticaron una enfermedad renal, pero con el pasar de los años su situación no mejoró. En noviembre de 2020, en plena pandemia de COVID-19, la mujer ingresó al hospital, donde le indicaron que sus riñones funcionaban al 8% de su capacidad.

Rápidamente sus familiares y amigos se movilizaron para conseguirle un riñón que le permita vivir, pero ninguno de los voluntarios resultó compatible. En ese momento, Debby, la actual pareja de su exesposo, se ofreció como voluntaria para donarle uno de sus riñones, algo que nadie se esperaba.

Jim y Mylaen llevaban casi veinte años separados, pero forjaron una relación de amistad mientras ambos criaban a sus dos hijos. Durante ese tiempo, Jim se enamoró de Debby, por lo que inició a relacionarse respetuosamente con Mylaen, aunque nunca llegaron a ser completamente cercanas.

Sin embargo, Debby decidió ofrecerse como voluntaria una vez supo que Mylaen estaba a punto de convertirse en abuela por primera vez, pues su hija estaba embarazada.

Debby dijo que en ese momento se imaginó a la hija de Mylaen dando a luz a su primera hija, pero sin su madre presente, por lo que afirma que Dios le dijo: “Eres compatible y necesitas hacer esto”. Por ello tomó la decisión de donarle su riñón.

Dos días después de que Debby-Neal Strickland y Jim Strickland se casaran, Debby donó un riñón a la exesposa de Jim, Mylaen Merthe. (Foto: AP/ John Raoux)
Dos días después de que Debby-Neal Strickland y Jim Strickland se casaran, Debby donó un riñón a la exesposa de Jim, Mylaen Merthe. (Foto: AP/ John Raoux)

Compatibles

En el momento en que Debby se ofreció, ambas emprendieron largas sesiones de pruebas de sangre y tejidos para corroborar la compatibilidad del órgano. Después de meses y de demoras generadas por la pandemia de la COVID-19, el trasplante se fijó para dos días después de la boda de Jim y Debby.

En ese momento, la pareja pensó en posponer la boda, pero sus amigos y familiares les recordaron que ya habían esperado 10 años por ese momento, por lo que decidieron seguir adelante con la ceremonia.

“Fue el día más asombroso de mi vida, hasta dos días después. Ese también fue el día más asombroso de mi vida”, contó. Tan pronto como recuperó el conocimiento, la nueva novia preguntó por Mylaen. Unos pisos más abajo, Mylaen también les suplicaba a las enfermeras: “Necesito verla. Eso fue lo primero que salió de mi boca”, afirmó.

Los protocolos COVID-19 eran estrictos, pero a Jim finalmente se le permitió llevar a su nueva esposa a la habitación de su exesposa. “También teníamos nuestras máscaras, así que lloramos y, por supuesto, nos dolía el estómago a causa de la cirugía”, relató Mylaen.