regresará tras haber recuperado su libertad en noviembre mientras la investigan por presunto lavado de activos y recibir aportes ilegales de la brasileña Odebrecht. Los memes en Facebook y Twitter comenzaron a circular apenas se difundió la noticia.

La lideresa de Fuerza Popular, de 44 años, había dejado la prisión a fines de noviembre del año pasado por una sentencia del Tribunal Constitucional (TC), luego de purgar cárcel desde octubre del 2018 a pedido de la fiscalía por considerar que estaba obstruyendo las investigaciones de corrupción.

La hija del exmandatario Alberto Fujimori escuchó la sentencia en la Sala Penal Nacional, a donde había llegado minutos antes junto a su esposo Mark Vito Villanella.

La vuelta a prisión de Keiko Fujimori es otro revés para Fuerza Popular, que sufrió un duro golpe en las Elecciones Congresales 2020 al obtener poco más de 10 asientos en el nuevo Parlamento, luego de haber dominado ampliamente el Congreso que fue disuelto en septiembre pasado.

Su padre, que gobernó entre 1990 y 2000, está cumpliendo una condena de 25 años de cárcel por acusaciones de violación a los derechos humanos, luego de que la Corte Suprema anuló un indulto humanitario concedido a fines del 2017.

El juez Víctor Zuñiga dijo que el plazo de 15 meses de prisión para Keiko Fujimori cautela que la investigada no obstruya el proceso y a los testimonios de los testigos en este caso.

En su lectura de resolución afirmó además que existe un peligro de fuga de Fujimori mientras duren las investigaciones. Los fiscales buscan probar si la lideresa de Fuerza Popular que ha negado siempre las acusaciones, lideró una organización criminal con su partido y recibió de forma irregular 1,2 millones de dólares de la constructora Odebrecht para su campaña presidencial del 2011.

TE PUEDE INTERESAR: