Myleigh Madsen, de 9 años, y Makayla Madsen, de 7, venden limonada afuera de su casa en Utah, en honor a su hermana, Makenzie, quien murió esperando un trasplante de corazón. (Foto: Facebook)
Myleigh Madsen, de 9 años, y Makayla Madsen, de 7, venden limonada afuera de su casa en Utah, en honor a su hermana, Makenzie, quien murió esperando un trasplante de corazón. (Foto: Facebook)

Honraron a su hermana. Makenzie Madsen nació con una enfermedad cardíaca congénita y recibió un trasplante de corazón a los 17 meses de edad. En 2019, su corazón falló y sufrió un paro. Estuvo hospitalizada casi un año esperando por un nuevo trasplante cuando murió el 13 de julio de 2020, a los 14 años. Ahora, sus dos hermanas menores, Myleigh, de 9 años, y Makayla, de 7, han instalado un puesto de limonada para recaudar fondos para la donación de órganos en honor a su difunta hermana.

MÁS HISTORIAS | El nuevo esposo de esta madre soltera adopta a su hijo en el día de su boda

“Acabamos de hablar sobre lo que podríamos hacer porque se acerca su aniversario”, dijo la madre de las niñas, Monica Madsen, a . La idea fue inspirada por la propia Makenzie, quien a menudo instalaba una mesa y una silla fuera de su casa en el estado de Utah, en Estados Unidos, para vender de todo un poco, desde postres horneados hasta helados caseros hechos por ella misma.

“Le encantaba hornear y cocinar, incluso hacía sus propios helados”, contó Madsen. Mientras se inclinaba por hacer dulces, Madsen dijo que a Makenzie no le gustaban los dulces ni le gustaba comerlos. “Creo que le encantaba interactuar con la gente y ver a la gente sonreír”, explicó.

El diseño del stand también es un homenaje a Makenzie. “El verde azulado era el color favorito de nuestra hermana mayor”, dijo Myleigh. “La otra franja es rosa, los colores favoritos de Makayla”, añadió.

Además de la limonada, las niñas venden todo tipo de postres que ellas mismas preparan. (Foto: Facebook)
Además de la limonada, las niñas venden todo tipo de postres que ellas mismas preparan. (Foto: Facebook)

Myleigh y Makayla quieren utilizar el stand para crear conciencia sobre la importancia de la donación de órganos y cómo puede salvar vidas. Quieren abrir los ojos a la gente y esperar que la gente comprenda lo importante que es decir sí a la donación de órganos”, dijo su madre. “No quieren que otros niños sientan esto, si sus hermanos han estado esperando un trasplante y no lo lograron. De eso es de lo que me hablaron”, agregó.

Según datos del , alrededor de 17 personas mueren cada día mientras esperan un trasplante de órgano en EE.UU. El tiempo promedio de espera para uno es de 3-5 años y, en el momento de la publicación, la cantidad actual de personas en la lista de espera por un corazón es 3.601. Para un riñón, ese número se eleva a 90,567.

Hasta ahora, la familia ha recaudado aproximadamente US$6.000 y donará todas las ganancias a DonorConnect, una organización sin fines de lucro que ayuda a las familias en Mountain West con el proceso de donación de órganos. Myleigh dijo que ella y su hermana quieren “conseguir aún más dinero para ayudar a otros niños”.