Sibenito no la ha tenido fácil en la vida y ha conseguido una gran audiencia fiel, que se cuenta por cientos de miles, en TikTok. Esta es su historia.
Sibenito no la ha tenido fácil en la vida y ha conseguido una gran audiencia fiel, que se cuenta por cientos de miles, en TikTok. Esta es su historia.

En Tiktromes te presentaremos personajes de que la están rompiendo con contenido interesante, atractivo, útil, entretenido y más. En esta primera entrega te contamos la historia de Sibenito... ¡Conócela aquí!

Entre cosechar mangos y alimentar a sus gallinas, Ronaldo Benito Osorio Sabino, de 23 años, se da tiempo para crear videos virales en . Sí, es un tiktoker. Y de los buenos.

PUEDES LEER: Raisa y Lucía: Las gemelas peruanas que la rompen e internacionalizaron sus shows infantiles gracias a TikTok

Si hace medio año apenas lo conocían su familia, sus amigos y sus compañeros de trabajo, hoy es estrella de una red social que hasta julio del 2020 tenía 689 millones de usuarios activos en el mundo.

Sibenito: perdió su chamba, volvió a su chacra y la rompe en TikTok

Gracias a sus singulares recetas, sus bailecitos, la mofa a su humilde estilo de vida, sus parodias sobre la coyuntura nacional y la tierna participación de su madre han hecho que sus clips en TikTok estén entre los más vistos en Perú.

Mira:

Su cuenta oficial @sibenitoo acaba de alcanzar el millón de seguidores y sus grabaciones han sobrepasado los 12 millones de ‘me gusta’. Un crecimiento vertiginoso que se dio en los últimos seis meses.

Hace 6 años llegó a Lima de su natal Choloque, caserío del valle de San Rafael, provincia de Casma, departamento de Áncash. Fue jugador de un equipo amateur de fútbol. Luego llantero de autos. Finalmente, con su esfuerzo, y gracias al apoyo de sus padres, pudo estudiar la carrera técnica de gastronomía.


LA PANDEMIA Y SU DEBUT EN TIKTOK

Hasta hace medio año tenía un trabajo formal en Lima. Preparaba ceviches y sushis en un restaurante del aeropuerto Jorge Chávez. Pero con la se convirtió en una cifra más de las 659.000 personas que perdieron su empleo solamente en la capital peruana.

“El tema de la pandemia fue un golpe muy fuerte, arruinó mis planes. Llegué a TikTok por moda. Empecé a despejar mi mente ahí”, narra.

Desempleado y de vuelta a Choloque recuerda la primera vez que uno de sus videos se hizo viral. Sucedió el 2 de setiembre de 2020. En aquel registro de pocos segundos, su madre le quiebra una rama de árbol en la espalda. Suena escalofriante, pero por sus gestos y sus frases el resultado termina siendo divertido.

Fue mi primer viral. Para mí fue algo sorprendente, porque veía cómo mis seguidores aumentaban y aumentaban”.

Si su plan antes de la pandemia era seguir perfeccionando sus técnicas culinarias y abrir su propio sushi-bar en Casma, su repentino éxito en TikTok le daría un giro a su vida: Ahora sueña con convertirse en actor cómico y trabajar con Jorge Benavides.

“Muchos seguidores me dicen que estudie actuación. Estaba pensando en llevar talleres de actuación. Si Dios quiere, me gustaría grabar una serie, una película. Mi sueño es estar en ‘De vuelta al barrio’, que es comedia, o con JB (Jorge Benavides). Todos me dicen que debo estar con JB. Dios quiera que me llame. Ojalá lea esta entrevista”, señala la estrella peruana de TikTok.

LA FAMA Y LAS CHICAS GRACIAS A TIKTOK

Por ahora, su rutina diaria es levantarse a las 6 de la mañana. Desayunar. Ir a la chacra. Están en temporada de cosecha de mangos y paltas. También tumba los plantones de maíz. Alimenta a las gallinas y los pavos. Al final del día o entre el almuerzo, graba sus videos en un viejo celular Samsung J5 Pro.

Al subir los clips, de inmediato se convierten en tendencia. Sus seguidores los descargan y los comparten por WhatsApp y Facebook. El último, el que acaba de publicar hace 19 horas (mientras se redacta esta nota), ya superó el medio millón de reproducciones.

¿Qué te dicen las chicas?

Por Instagram me piden mi WhatsApp, me piden que seamos amigos. Yo soy un poquito antisocial. Se podría decir que las choteo. Me dicen que soy lindo, súper chévere, súper tierno. Yo solo estoy agradecido por todo el apoyo.

¿Te da vergüenza decir que eres tiktoker?

Antes me daba roche decir que era tiktoker porque pensaba que era una aplicación para mujercitas o para los que bailan. Ahora TikTok es como cualquier plataforma, como YouTube, como Facebook o Instagram. No me avergüenza.

LA PLATA LLEGA SOLA

Los beneficios económicos de TikTok recién se están materializando. Sus transmisiones en vivo le han generado la humilde suma de cien soles, que aún no puede cobrar. Un club de autos le prometió una refrigeradora nueva, después de anunciar que la suya se había malogrado. Y acaba de firmar un contrato para ser imagen de una pequeña empresa.

Para mí TikTok dejó de ser un hobby, ahora es una responsabilidad. Pienso hacer mis videos de manera más profesional”, dice Benito Osorio, vecino ilustre de Choloque, una comunidad de no más de diez casas.

Muchas personas me escriben, me dicen: ‘A veces vengo de la calle con mal humor o triste por lo que está pasando, abro TikTok y me alegras el día’. Y eso para mí es una gran motivación”, cuenta con orgullo.