Un repartidor de comida muestra lo que hacen algunos clientes para engañar a los trabajadores. (Foto: Referencial / Canvas)
Un repartidor de comida muestra lo que hacen algunos clientes para engañar a los trabajadores. (Foto: Referencial / Canvas)

¿Cuánto se debe dar de propina? Un repartidor de comida en Uber Eats ha denunciado, a través de , un método que algunos clientes usan para obtener su pedido más rápido: el denominado “Cebo de propinas”. El hombre llamado Owen Lindstrom, originario de Oregon en Estados Unidos (EE.UU.), ha desatado el debate con este que muchos usuarios han criticado ya que se cuestiona la cantidad de las propinas que se debe dar.

Sucede que el usuario en cuestión se propuso el reto de trabajar 100 días utilizando las aplicaciones UberEats y DoorDash. Pese a que generó 17 mil dólares durante todo ese tiempo, notó algo que describió como el cebo de propinas.

En qué consiste el método ‘cebo de propinas’

Según explica, algunos clientes ofrecen una gran propina a la hora de hacer el pedido, en un intento por animar a los conductores a aceptar la orden más rápido; sin embargo, una vez que la comida es entregada, el cliente se queda con la totalidad de la propina.

“En las aplicaciones de entrega de alimentos, el cliente tiene la capacidad de aumentar o reducir las propinas después de la entrega”, explicó Lindstrom. “El cebo de propinas es cuando un cliente ofrece una propina grande para obtener su comida más rápido y luego se la lleva al final. Si bien es bueno proteger al cliente de un mal servicio sosteniendo la propina sobre su cabeza, deja una gran oportunidad para engañar al conductor”.

Un repartidor de comida revela la forma en que algunos clientes engañan a los trabajadores para obtener su pedido más rápido

@owenlindstrom1 okay... I want your worst tip baiting stories. winner gets a crisp high five. #100daychallenge #fyp #deliverydriver #uberdriver #doordashdriver ♬ original sound - owenlindstrom

Su publicación se volvió tendencia y generó opiniones divididas entre los usuarios. Mientras que algunos simpatizaron con él, otros defendieron la maniobra asegurando que los clientes tienen derecho a modificar la cantidad si el servicio ha sido insatisfactorio.

“Odio cuando hacen eso”, expresó una persona. “La propina no es automática ni está garantizada. Una propina es una recompensa por un gran servicio, ¡no uno mediocre ni básico!”, dijo un internauta. “Gracias por la información, usaré este truco para conseguir mi comida más rápido”, se burló otro. “Ustedes mismo lo provocan”, comentó un cuarto.

El “Cebo de propinas” ya es conocido desde el 2020

Pero esta práctica no es nueva, en el 2020, en medio de la pandemia de COVID-19, varios repartidores neoyorquinos alertaron sobre esta modalidad para atraer más rápido a los conductores de reparto.

MÁS HISTORIAS



tags relacionadas