La ingesta de imanes impide el flujo de sangre por estos órganos. (Foto: Composición)
La ingesta de imanes impide el flujo de sangre por estos órganos. (Foto: Composición)

La madre de Jack Mason, un niño de 9 años oriundo de Stirling (), narró que el pequeño fue trasladado de emergencia al hospital para que se le realice una cirugía abdominal en la que se le extirpó el apéndice, el intestino delgado y 30 centímetros del grueso. ¿Cuál fue el motivo? El menor de edad decidió realizar un de que terminó poniendo su salud en peligro.

Y es que recientemente en la mencionada red social se ha puesto de moda ver a los menores colocarse imanes en la boca para que den la apariencia de ser piercings. Sin embargo, en el caso de Jack, la bolas se unieron dentro de su cuerpo causando un bloqueo en su aparato digestivo.

Carolann McGeoch, madre del niño de 9 años, advierte a los padres que estén alertas sobre estos “desafíos” que circulan en las redes sociales más populares. A la BBC dijo que “deben poner estos imanes, directamente, en la basura”.

Los rayos X detectaron una serie de imanes en los intestinos de Jack Mason. (Foto: Captura/STV News)
Los rayos X detectaron una serie de imanes en los intestinos de Jack Mason. (Foto: Captura/STV News)

Jack ya fue dado de alta y le espera una prolongada recuperación luego de ser internado el pasado 7 de setiembre tras presentar serios dolores abdominales, además de constantes vómitos.

En el Royal Hospital for Children de Glasgow, la radiografías mostraron que algo estaba bloqueando el funcionamiento de los intestinos de Jack, para luego descubrirse que se trataba de una colección de imanes, por lo que el menor de 9 años admitió que se había tragado estos.

“Los médicos me explicaron que el daño que estos imanes pueden causar es tan extremo que podría no salir adelante (…) Hecha un mar de lágrimas, firmé mi permiso para la operación, reconociendo que cualquier coda podría pasar”, explicó Carolann McGeoh a la BBC.

Royal Hospital for Children fue el centro médico donde fue operado el menor. (Foto: Captura/BBC)
Royal Hospital for Children fue el centro médico donde fue operado el menor. (Foto: Captura/BBC)

La operación duró 4 horas y durante la intervención Jack Mason perdió el intestino delgado, una porción del grueso, así como el apéndice. Ocho días después de pasar por el quirófano, el niño fue dado de alta.

“Jack tiene suerte de estar vivo (…) Si su experiencia puede evitar que otros niños sufran lo mismo, entonces haré todo lo posible para lograrlo”, expresó la madre.

Por su parte, Gregor Walker, cirujano pediatra que participó en la atención de Jack reveló: “Estamos contentos con su progreso desde la cirugía y estoy agradecido con todos los miembros del equipo del Royal Hospital for Children en Glasgow por su arduo trabajo”.

Jack perdió su intestino delgado, 30 centímetros del grueso y el apéndice. (Foto: Captura/BBC)
Jack perdió su intestino delgado, 30 centímetros del grueso y el apéndice. (Foto: Captura/BBC)

“En nuestro hospital, el 20 por ciento de los niños que tragan imanes han requerido un procedimiento y el 10 por ciento necesitó una cirugía mayor (…) Se está preparando una campaña nacional de concientización a través del Fondo para Prevención de Accidentes Infantiles y la Asociación Británica de Cirujanos Pediátricos. Lo importante del mensaje es que si cree que su hijo se ha tragado imanes, acuda a su hospital local para que lo revisen”, sentenció el especialista.

La NHS de Inglaterra ha pedido que se prohíban el neodimio o imanes de tierra que en la actualidad se venden como artículos decorativas, juguetes o, como en el caso de Jack, para simular piercings falsos.

¿Por qué? Pues porque al ser ingeridos, las bolas magnéticas se juntan en los intestinos, apretando los tejidos de este órgano, a tal punto que el suministro de sangre se ve interrumpido.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO RECOMENDADO

Viral de dardo y araña generó indignación en algunas personas.
Viral de dardo y araña generó indignación en algunas personas. null