Don Serafín Quintero se ganó el cariño de todos en las redes por su peculiar baile. (Foto: @AndresGalloAG | Twitter)
Don Serafín Quintero se ganó el cariño de todos en las redes por su peculiar baile. (Foto: @AndresGalloAG | Twitter)

| Don Serafín Quintero es un jovial campesino de 83 años que vive en el municipio de Carmen de Viboral, ubicado en la provincia de Antioquia, . Él se ha vuelto sumamente popular en las redes sociales tras protagonizar un video bastante llamativo que fue publicado en .

Ahí se le puede observar, como indicamos en el titular, celebrando con un singular baile la venta de su cosecha de papa criolla. La grabación, difundida en Twitter por el usuario , está ad portas de superar las 4.000 reproducciones.

Varios tuiteros se mostraron felices por el anciano, cuya economía se ha visto mermada por las recientes protestas ocurridas en territorio cafetero. Estas ocasionaron que buena parte de sus patatas quedasen sin ser colocadas.

MÁS: Buzo y unas orcas juguetonas protagonizan una insólita escena en aguas mexicanas

ESQUINA

Cabe mencionar que el baile de don Serafín es el colofón de una singular historia que nació con una fotografía que, curiosamente, se volvió viral. Dicha imagen muestra al agricultor sentado en una esquina de su ciudad.

A su lado están numerosos paquetes de papas que buscaba vender como sea antes que se estropeasen. En el texto insertado en la postal se pide a los internautas ayudar al hombre a concretar su objetivo.

Esta es la foto que inició todo.
Esta es la foto que inició todo.

El usuario @AndresGalloAG acudió al sitio, pero no encontró a Quintero. No obstante, averiguó su dirección y fue a visitarlo.

Cuando el tuitero dio con el anciano se enteró de que este había vendido toda su mercadería gracias al apoyo de las redes. Don Serafín aprovechó la cámara del chico para enviar un agradecimiento a quienes le echaron una mano.

“Dios les pague, yo aquí también ayudo mucho con la limosna, a los campesinos que no tienen vamos y les llevamos papa”, comentó.

TE PUEDE INTERESAR