Un video viral muestra la serenata que un abuelo le dio a su nieto por su cumpleaños en la frontera entre Estados Unidos y México. | Crédito: Pedro Ramirez Vara / YouTube
Un video viral muestra la serenata que un abuelo le dio a su nieto por su cumpleaños en la frontera entre Estados Unidos y México. | Crédito: Pedro Ramirez Vara / YouTube

Los abuelos son una deliciosa mezcla de risas, cuidados, historias maravillosas y amor. Tal es el caso de uno que protagonizó un que alborotó más de una red social al demostrar el cariño que siente por su nieto cantándole las mañanitas por su cumpleaños desde la frontera entre Estados Unidos y México, exactamente en una de las orillas del Río Bravo.

MIRA: Avión de la Segunda Guerra Mundial aterriza de emergencia en playa llena de turistas

En las imágenes, compartidas originalmente en Facebook el 21 de abril por el usuario Hector Manuel Guerrero Solano y replicadas en YouTube por Pedro Ramirez Vara, se observa al abuelo –identificado como “Don Isidro”– empuñando un micrófono y dedicándole unas palabras a viva voz a su nieto por motivo de su onomástico desde el extremo que da para la ciudad de Texas.

Se supo que el protagonista del video viral vive en Estados Unidos desde hace varios años y, debido a la situación migratoria que enfrenta, no puede viajar a su país de origen para ver o estar cerca de su familia; sin embargo, ello no fue impedimento para demostrar el enorme amor que siente por “Santi”, quien vive al otro lado de la frontera en Coahuila de Zaragoza.

“¿Dónde estás hijo? I love you, te amo, te amo mucho”, se le escucha decir a “Don Isidro” al pequeño “Santi”, que respondió con un estentóreo “¡Yo también!”. Acto seguido, el amoroso abuelo del video viral entonó la tradicional canción mexicana. “Estas son las mañanitas que cantamos a ti, Santi querido... Hoy por ser día de tu santo te las cantamos a ti”, entonó a todo pulmón para que el niño pudiera escucharlo sin problemas, reportó el diario Milenio.

Aunque por su edad no podía comprender el motivo por el que su abuelo o él no podían cruzar el río para darse un abrazo, “Santi” se mostró feliz por la serenata al aire libre que recibió como obsequio de cumpleaños. El tierno momento terminó con un adiós a la distancia y la promesa que más pronto de lo que imagina iban a volver a verse, posiblemente en persona.