Los seguidores de Muneniku Chiharu descubrieron que en realidad era un hombre con pechos postizos. (Foto: むね肉ちはる / YouTube)
Los seguidores de Muneniku Chiharu descubrieron que en realidad era un hombre con pechos postizos. (Foto: むね肉ちはる / YouTube)

Una japonesa reveló recientemente que es en realidad un hombre con peluca y pechos postizos. Se hace llamar Muneniku Chiharu, nombre con el que se volvió popular en la plataforma, y publicó un video en el que explica las razones por las que decidió ocultar su verdadera identidad.

MIRA: Influencer denuncia que le tomaron una foto de espaldas en el gimnasio

El primer video subido por su canal muestra a una joven que hace ejercicio de noche, pero la cámara siempre apunta al pecho. Cuando enfocaba su rostro, Chiharu permanecía con mascarilla y siempre sin decir nada.

En poco tiempo, consiguió miles de suscriptores publicando unos cuantos clips y a nadie parecía extrañarle que la supuesta chica jamás mostrara su cara; sin embargo, Chiharu decidió hacer un video para celebrar el haber alcanzado los 20 mil suscriptores. Por ello, decidió revelar su verdadera identidad.

Es así que dio a conocer que es en realidad un hombre de 37 años que decidió crear un canal de YouTube luego de que, el año pasado, sufra un recorte salarial por la pandemia. Además, dijo que a su perro le habían diagnosticado cáncer y que necesitaba dinero para tratar su enfermedad. “Sabiendo que a las chicas atractivas les resulta más fácil atraer una audiencia online, me animé”, cuenta.

Para emular la apariencia de una mujer, utilizó una prótesis de silicona en el pecho y una peluca. Desde entonces, grabó videos nocturnos sin decírselo a su esposa y, sin pensarlo, empezó a hacerse popular en internet.

El sujeto reveló también que no solo usaba una peluca y una prótesis, sino también algunos trucos de belleza para lograr engañar a miles de internautas.

Su caso se asemeja al de azusagakuyuki, una influencer japonesa conocida por viajar en moto que resultó ser un sujeto que utilizaba una aplicación para transformar su rostro en el de una mujer.