Carlos Fresco llevó a su perro con cáncer a dar un último paseo por la montaña. (Foto: Carlos Fresco)
Carlos Fresco llevó a su perro con cáncer a dar un último paseo por la montaña. (Foto: Carlos Fresco)

Sabemos que la muerte de una mascota puede ser tan dura como la de un familiar cercano, por ello es lógico que algunos quieran despedirse de ella como es debido. Esta historia te conmoverá. Ese fue el caso de Monty y su dueño Carlos Fresco, quien no dudó en llevar a su perro enfermo de cáncer en una carretilla a dar un último paseo por su montaña favorita. La emotiva historia de su última aventura es en y aquí te la contamos.

Cuando el hombre se enteró de que a su fiel compañero Monty no le quedaban mucho de vida, decidió realizar una última aventura con él. Carlos ha compartido la vida con Monty desde que era un cachorro y, desde entonces, la pareja realizó cientos de aventuras a lo largo de las colinas de Gales.

MÁS HISTORIAS | Alice, la bebé que a sus 2 años pronuncia palabras difíciles como paralelepípedo y otorrinolaringólogo

Desafortunadamente, 18 meses atrás, a Monty le diagnosticaron un cáncer y Carlos supo que le quedaba poco tiempo de vida. “Al principio respondió bien a la quimioterapia, pero lamentablemente la leucemia regresó hace unas semanas y comenzó a apagarse rápidamente”, dijo Carlos a .

Carlos pensó que era el final de sus aventuras, pero él quería que su amigo tuviera una aventura final. Ante el deterioro de salud de su mascota, Carlos se aseguró de que tuvieran un último viaje juntos por Pen y Fan, una montaña ubicada en Brecon Beacons, en Gales. Para ello se ayudó de una carretilla.

Monty falleció unos días después de su última aventura. (Foto: Calos Fresco)
Monty falleció unos días después de su última aventura. (Foto: Calos Fresco)

La reacción de Monty era notoria, disfrutaba del paseo. Él siempre ha sido amable y le encanta conocer personas, por lo que todos los que se acercaban quedaban conmovidos con su historia. La gente quedó tan impactada con el gesto, que se ofrecieron a ayudar a empujar la carretilla hasta la cima.

La salud de Monty se deterioró unos días después de su paseo y murió el pasado 21 de junio. “Subió a mi cama y se acurrucó a mis pies, cuando me desperté había fallecido. Creo que su corazón falló. Sin embargo, se veía tranquilo y me alegro de que hubiéramos ido juntos a una aventura”, relató Carlos.