Pareja compra por error una casa en ruinas después de no entender el acento del vendedor. (Foto: Instagram | whathavewedunoon)
Pareja compra por error una casa en ruinas después de no entender el acento del vendedor. (Foto: Instagram | whathavewedunoon)

Comprar una casa no es una decisión apresurada, se necesita mucho tiempo para pensarlo y ser muy claro antes de dar el gran paso. Debe ajustarse al presupuesto de uno, satisfacer las necesidades básicas y contar con todos los aspectos necesarios para hacer de la casa un hogar.

Sin embargo, en ocasiones el apresuramiento, la falta de información o la poca comunicación con el agente inmobiliario puede engañarnos, como sucedió con la pareja de Cal Hunter y Claire Segeren.

Él inglés y ella canadiense, se conocieron en 2016 y con el tiempo decidieron comprar una casa. Pese a haber estado una sola vez en Escocia, lo tenían claro, Glasgow sería el lugar para establecer su hogar.

Hallaron un inmueble que se subastaba por un precio inicial de 13.600 dólares. Así que Cal fue a la subasta con un precio máximo de 40.400 dólares, todos sus ahorros, para adquirir la propiedad.

Sin embargo, los organizadores de la subasta tenían un acento muy marcado, y hablaban muy rápido que a veces era muy difícil entenderlos, pero Cal contaba con una cartilla con todos los detalles de cada propiedad además de la pantalla donde se mostraba el número correspondiente, por lo que no se sintió perdido.

Cuando llegó el departamento que le interesaba, nadie más que él pujó por el inmueble y se lo adjudicaron de inmediato a Cal. Lo que en ese momento no sabía es que el número de la pantalla no coincidía con el de la cartilla, y en lugar del departamento que le gustaba había adquirido una casa que estaba en ruinas, abandonada, llena de graffitis, sin agua ni desagüe y con muebles llenos de moho.

Por si esto no fuera poco, solo se habían hecho de la mitad de la propiedad, por lo que los siguientes meses tuvieron que comprar las otras partes. Pese a todos los inconvenientes, la pareja no tiró la toalla y llevan desde el año 2019 refaccionando y trabajando en el que será su nuevo hogar.

La pareja ha avanzado mucho en lo que será su nuevo hogar, aprendiendo desde albañilería hasta electricidad. Cal y Claire han registrado todos los arreglos y reformas de la casa en la cuenta de Instagram donde actualmente cuentan con casi 280.000 seguidores.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO RECOMENDADO

Foto viral: La historia de Carson Pickett y Joseph Tidd que conmovió al mundo
Foto viral: La historia de Carson Pickett y Joseph Tidd que conmovió al mundo null