Tienda de muebles abre sus puertas para alojar a los necesitados durante la oleada de frío en Texas. (Foto: David J. Phillip / AP)
Tienda de muebles abre sus puertas para alojar a los necesitados durante la oleada de frío en Texas. (Foto: David J. Phillip / AP)

Durante los últimos días tormentas invernales han castigado gran parte de Texas, en Estados Unidos. Miles buscan refugiarse en sus casas pero muchos ya no tienen donde quedarse debido ha que han perdido sus hogares debido al fuerte temporal. Otros, menos afortunados, que viven en la calle tienen que enfrentar las bajas temperaturas sabiendo que no tienen un techo, por lo que la emergencia puede afectar a cualquiera en este estado.

MÁS INFORMACIÓN: Supermercado deja salir a sus clientes con carritos llenos y sin pagar tras quedarse sin luz por tormenta

Conociendo esto, Jim McIngvale, conocido en Texas con el apelativo de Matress Mack, es dueño de una tienda de muebles llamada Gallery Furniture, que ha abierto sus puertas para recibir a quienes necesiten refugio durante la inclemente tormenta invernal que se ha registrado esta semana en el estado sureño. Les deja acomodarse en sus sillones y les provee alimentos de manera gratuita a fin de que no pasen la noche en la intemperie.

Esta no es la primera vez que Jim hace algo parecido. En 2005 convirtió sus tiendas en albergues temporales, con el paso del huracán Katrina, luego en 2017 con el huracán Harvey. “Lo menos que podemos hacer es abrir esta tienda de muebles para que la gente entre en un lugar más cálido. Sofás y muchos televisores disponibles, muchos colchones disponibles y mucha comida caliente”, dijo Jim a .

Con la pandemia, Jim ha tenido que considerar los protocolos sanitarios, por lo mismo, ha dispuesto toda su tienda de cerca de 1.000 metros cuadrados, que permite a 500 personas. También es consciente de que mantener la tienda como refugio no genera ingresos, sino gastos, pero para él es algo que prefiere permitirse a dejar que la gente pueda morir afuera por no tener donde estar segura.

El dueño de Gallery Furniture, tiene fe en que esto sirva como un ejemplo para que las futuras generaciones puedan aprender sobre ayudar al prójimo cuando lo necesite, en especial su nieta de 10 años. Afirma que la responsabilidad por ayudar a la comunidad en tiempos de crisis tiene que ir siempre por encima del interés personal, dándole esperanzas a aquellos que la hayan perdido toda.