John Hinkle fue un gran jugador de bolos y transmitió la pasión por este deporte a sus hijos. (Foto: John Hinkle | YouTube)
John Hinkle fue un gran jugador de bolos y transmitió la pasión por este deporte a sus hijos. (Foto: John Hinkle | YouTube)

John Hinkle amaba el bowling y heredó la pasión por este deporte a sus hijos. Lo hizo de tal forma que uno de ells, John Hinkle Jr., se convirtió en bicampeón nacional universitario en Estados Unidos, algo que ha demostrado rindiéndole un original homenaje a su padre fallecido.

MÁS INFORMACIÓN: Veterano muestra cicatrices de guerra y brinda poderoso mensaje contra el racismo hacia asiáticos

Desde entonces, John Hinkle Jr. juega con una bola que contiene cenizas de su padre dentro. Aprovechando que solo utiliza dos dedos para agarrar la bola en vez de tres como se suele hacer, ha sellado uno de los agujeros del esférico para que su padre pueda estar presente en todos sus tiros.

Es así como John Hinkle Jr. le rinde homenaje desde hace 5 años cada vez que juega, pero la hazaña la ha logrado en su último juego, donde ha conseguido el puntaje perfecto: los 300 puntos. Es decir, derribó todos los pinos de en sus 12 tiros. Algo muy complicado incluso para los mejores jugadores.

“No puedo expresar lo que significa esta noche para mí. He logrado la máxima puntuación con las cenizas de mi padre dentro de la bola. Él nunca tuvo una partida perfecta hasta ahora. Noche épica”, escribe John Hinkle Jr, que luego explicó que su padre se había quedado en varias oportunidades a muy poco de lograr el puntaje perfecto.

En el video se puede ver el último lanzamiento en el que logra la hazaña y se derrumba emocionado tras conseguirlo. “Llamé a Joe (su hermano) después de las jugadas 11 y 12 con lágrimas en los ojos: ‘No podría decirte a dónde fue la última pelota, tenía tantas lágrimas al lanzarla’…”. Un homenaje en forma de 12 strikes consecutivos.