JuanMa del canal Dilo Nomás de YouTube conversó de sus incursiones con Trome.
JuanMa del canal Dilo Nomás de YouTube conversó de sus incursiones con Trome.

Un recorrido por la isla de El Frontón, el cementerio abandonado de San Juan Lurigancho, Tacora y los pabellones del Presbítero Maestro llevando la cámara a donde otros no llegan, ese es el éxito que la logrado, con su canal de , que ya cuenta con más de 300 mil seguidores y miles de reproducciones, y se va por más.

En esta ocasión conversamos con JuanMa sobre la historia de ‘Dilo Nomás’, cómo comenzó en YouTube y sus más famosas incursiones, que cuentan con miles de reproducciones en la popular plataforma de videos.

JuanMa cuéntanos del caso de esta señora que vive en el penal de Lurigancho ¿Cómo puede pasar eso?

Era un tema que hace tiempo venía dándole vuelta. Yo vivo en San Juan de Lurigancho y al pasar por la zona, veía una casa. Buscando información encontré que es un tema legal de varios años. Así que decidí acercarme a entrevistar con mi celular a la señora y salió creo interesante. Lo que hace ella es llegar a la puerta principal (pasar la entrada) y en vez de ir a los pabellones, tienen que entrar por otra pequeña puerta y bordear la zona de la pampa, subir a un pequeño cerro y ahí vive ellas. Todos los días tiene que hacer ese trayecto. Solo ella y un grupo de familiares más que tienen este permiso especial.

Así como este caso, tienes decenas de casos, como el de la Isla del Frontón. ¿Cómo surgió la idea de hacer estas incursiones?

Fue un tema un tanto azaroso. Yo empecé haciendo otra temática y un amigo seguidor del canal me recomendó que grabé Tacora, yo no le veía nada interesante porque trabajaba en este lugar. No le veía nada distinto; pero funcionó. A partir de este tema empecé a realizar el tema de mis incursiones. En el tema del Frontón, un amigo me dijo para ir a pescar a San Lorenzo; pero yo quería El Frontón. Me puse a averiguar y vi que había personas que sí llegaban y al final lo convencí. Pasó la primera etapa de la pandemia y logramos ir al Frontón, y la verdad que la experiencia es muy interesante, yo lo veo hasta con potencial turístico.

¿Y cómo te animaste a tener el canal en YouTube?

Yo empecé haciendo monólogos, haciendo un poquito de juegos de voces de forma graciosa. Me daba vergüenza salir en cámaras; pero ya luego con el tiempo, tenía que aparecer, y en ese camino sale lo de Tacora. Luego Malvinas, Paruro y así poco a poco. La gente empezó a reaccionar bien, porque eran temas que todavía no se hacían en YouTube. Era un terreno virgen y logré posicionarme en YouTube porque eran temas que no se hacían. Le agarré cariño al hecho de llegar a lugares, de mostrar cosas que otras personas no habían visto y sobretodo me animaban los comentarios de compatriotas que están fuera y me escribían para decirme que con los videos ‘se acercaban al Perú’, eso también me estimula y me fui quedando con el tema.


¿Y te imaginaste lograr este éxito en YouTube?

La verdad que no lo imaginé, al inicio fue muy difícil, nadie me veía en general, creo que le pasa a muchos chicos y se frustran; pero con el video de Tacora hubo un antes y un después. Yo tenía un suscritor por semana y Tacora llegué a tener 600 suscriptores por día. En un mes tenía 10 mil seguidores, hay unos requisitos que tiene YouTube para la monetización y todo se hizo en un mes. Yo insistía en hacer sketch; pero la gente me decía ‘ohe qué haces haciendo sketchs, aburre. Regresa a hacer incursiones, sal a la calle’ y la verdad entre que la gente lo pedía y las incursiones, le iba perdiendo el miedo a salir a la calle a grabar. Yo soy biólogo y alguien que sale a la calle a grabar (como un periodista) se encuentra más rápido y tiene más recursos; sin embargo un biólogo sale a la calle con una cámara y va querer poner un microscopio encima. ‘Patalee un poco’ con eso; sin embargo dentro de mis limitaciones ‘le agarre cierto pulso’ y fue así que el canal empezó a despegar.

TROME | JuanMa del canal Dilo Nomás de YouTube
TROME | JuanMa del canal Dilo Nomás de YouTube

Muchas veces has ido a lugares peligrosos y me imagino que en algunas de estas incursiones has tenido miedo…

Te soy honesto un lugar en el cual tuve miedo y me enseñó mucho a tener más cuidado fue el cementerio abandonado de San Juan de Lurigancho. Fue en el primer año en el que era más inexperto, yo tenía miedo hasta de ir. Por ahí vi a lo lejos un personaje de mal vivir, me estaba cuidando; pero cuando iba a hacer la última cámara salió un sujeto con un cuchillo. Guardé la cámara y me acerqué a una distancia prudente, pero todo ‘alaraco’ para ganarle ‘el vivo’. Me dijo ‘has venido a meterte tu vacilón’ y le dije que no, que estaba buscando a mi familiar y le di un sol. Al final regresé con él y me insistía para que vaya más allá a una chozita, él pensaba que yo había ido para ‘la nota’ y luego me mostró que en una especie de plataforma, que abajo habían cuatro ‘fumones’, y yo había estado grabando ahí nomás sin darme cuenta. Pudo haber pasado cualquier cosa.

¿Hacer estas incursiones, también demanda hacer una investigación?

Uno siempre procura trasladar información; pero yo trato que los videos no se tornen muy histórico porque la gente se aburre y es una pena; pero sucede. Por mí, yo estaría muy feliz de dar toda la información histórica en un lugar como el Presbítero Maestro; pero tengo que matizar con mi propia percepción de lugar y contar un poquito de algo paranormal por ahí y así, ir matizando para mantener expectante a la audiencia ya que muchos son jóvenes, porque cuando es puramente histórico, se van. Mi intención en los videos es escoger cuales son los datos más relevantes y colocarlos para dejar algo, yo dejaría más; pero como te digo la gente se va.

¿Este contexto en el que nos encontramos de la pandemia, me imagino que también te habrá limitado?

Es bien complicado, para empezar el tema del viaje.... El año pasado teníamos planificado algunas salidas a Cusco, Iquitos, Puno y por ahí otro más; pero no se pudo a partir de la pandemia, al final logramos ir solo a Iquitos; pero no es igual. Hay muchas limitaciones para ir a algunos lugares, algunos accesos, realmente te limita. Es limitante también en el hecho de destinos que son abiertos como Lomas de Lucumo (Pachacamac); pero estaba prohibido el ingreso, nos quedamos en el aire. También fuimos a Tambo Inga (Puente Piedra) y también estaba cerrado, todo por el tema de la cuarentena. Entonces se va convirtiendo en algo muy limitante, sobre todo cuando tú eres de grabar en la calle y tu trabajo se reduce y a veces la gente no comprende eso y te reclama ‘ohe ya pues’ te dicen (en reclamo de más videos).

¿Y qué se viene en Dilo Nomás para este 2021?

Bueno que se solucione el tema de la pandemia y salir a recorrer todo el Perú. He venido conversando con muchas personas que nos tienen unos datos muy interesantes, yo diría, alucinantes. Conversando con allegados me dicen de temas que me quedo en el aire. Por ejemplo me hablaron de personas que viven en cuevas, yo les digo serán labradas y no son formaciones naturales a los que le han puesto una puerta y entras y es su casa, ni bien haya oportunidad tengo que ir ahí. Me dijeron de lugares que son como iglús y dicen que es un pueblo de enanos, que solo se puede llegar en mula y nadie se acerca ahí. Hay mucho por recorrer en el Perú.

TAMBIÉN LEE: