Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

YouTube viral: Se robó unos laxantes creyendo que eran calmantes y terminó tras las rejas

Peter Hans Emery Jr., de 56 años, fue detenido el pasado jueves en Florida tras ser grabado sustrayendo unos opioides de la caja de seguridad de un amigo. Las imágenes causaron furor en redes sociales como YouTube tras ser compartidas por los usuarios.

YouTube viral

El escurridizo ladrón pensó que se había salido con la suya pero una cámara oculta le demostró lo contrario. (Foto: Pixabay/Referencial/Pinellas County Sheriff's Office)

El escurridizo ladrón pensó que se había salido con la suya pero una cámara oculta le demostró lo contrario. (Foto: Pixabay/Referencial/Pinellas County Sheriff's Office)

Su problema de años con las píldoras acabó pasándole factura. Un hombre en Estados Unidos terminó tras las rejas luego de que un video viral de YouTube mostrara el momento en que le robaba a un amigo unos calmantes que en realidad habían sido cambiados por laxantes.

Peter Hans Emery Jr., de 56 años y residente del condado de Pinellas, en Florida, fue arrestado el pasado jueves acusado de sustraer unas pastillas etiquetadas como “hidrocodona-acetaminofén”, un opioide que puede ser altamente adictivo, informó el portal The Smoking Gun.

Sin embargo, la Oficina del Sheriff del Condado de Pinellas informó que Emery descubrió que el medicamento que había robado de la caja de seguridad de un amigo no era lo que creía sino un poderoso laxante que prometía un “alivio suave y confiable durante la noche”.

Jayme Ream, quien vive con Emery, señaló a la televisora WFLA que había comprado una cámara oculta y unos laxantes que intercambió por los analgésicos debido a que sospechaba que su compañero de casa le había robado sus pastillas en el pasado.

“No podía creer lo rápido que lo hizo. Básicamente entró caminando y tenía el código de la caja de seguridad”, contó Ream mientras en las imágenes se veía a Emery abriendo el compartimiento para sustraer dos pastillas del frasco y ocultarlas en su mano.

Al ser interrogado por la policía, Emery confesó que robó las píldoras y las arrojó a la basura al descubrir que no eran los opioides que creía, “admitiendo que no tenía permiso para tomarlas” y enseñándole a los oficiales el tacho de basura en el que las desechó.

Emery, hallado culpable de robo en 2014 y 2015, fue enviado a la Cárcel del Condado de Panellas por el cargo de robo menor en flagrancia y se convirtió en el blanco de burlas de una gran cantidad de usuarios de las redes sociales.

Cargando siguiente contenido

Portada