El presidente de la República, Pedro Castillo, acompañado por su abogado Eduardo Pachas, respondió las preguntas formuladas por el fiscal adjunto supremo, Ramiro González Rodríguez, quien reemplaza a la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, en el interrogatorio por el caso de las presuntas presiones el Ejecutivo en el proceso de ascensos de las Fuerzas Armadas.

La oficina de la Presidencia compartió imágenes del jefe de Estado reunido con el equipo del Ministerio Público dentro de Palacio de Gobierno. En la diligencia también participa el procurador general Daniel Soria, en su calidad de abogado del Estado peruano.

A través de un comunicado publicado la mañana del martes, la fiscalía detalló que el lunes 27 de diciembre la titular del Ministerio Público, Zoraida Ávalos, ingresó por emergencia a una clínica local, tras lo cual se le diagnosticó cálculo renal, por lo que requiere un tratamiento y descanso médico de 72 horas.

Debido a esta situación, el fiscal González Rodríguez es quien encabeza la diligencia, en la que Castillo Terrones es considerado un testigo.

La Fiscalía de la Nación inició una investigación preliminar contra el exministro de Defensa, Walter Ayala, y el exsecretario general del Despacho Presidencial, Bruno Pacheco, así como todos los que resulten responsables de una presunta presión en el proceso de ascensos de las Fuerzas Armadas.

Como parte de estas indagaciones, se agendó la toma de declaración de Pedro Castillo en calidad de testigo. Esto, luego que los excomandantes generales del Ejército y la Fuerza Aérea del Perú (FAP) detallaran que las supuestas presiones habrían llegado desde el Gobierno a través de Ayala y Pacheco a pedido del presidente.