Entre los distritos en los que no se permite edificar este tipo de viviendas está San Borja. (Foto: MML)
Entre los distritos en los que no se permite edificar este tipo de viviendas está San Borja. (Foto: MML)

La Municipalidad de Lima publicó el pasado 17 de junio la en la que se establecen las condiciones en las que deben construirse las viviendas de interés social. En dicha norma se mencionan las características de los distritos en los que se puede o no edificar este tipo de residencias.

Este jueves 1 julio, mediante un , la comuna de la capital detalló que entre los distritos en los que no se puede construir viviendas de interés social está el Área de Tratamiento Normativo III, que comprende los distritos de San Isidro, La Molina, Miraflores, San Borja, Magdalena, además de algunas zonas de Surco y Surquillo.

“Esto se debe a que los distritos en mención se caracterizan por tener una zonificación Residencial de Densidad Baja y Residencial de Densidad Muy Baja, cuyo precio de suelo es muy elevado; además, incluso con el incremento de pisos en los edificios, las inmobiliarias no venden las viviendas a precio social, por no ser rentable y no ir acorde al costo del terreno”, se lee en el pronunciamiento.

“La Ordenanza 2361-MML llena uno de los vacíos normativos que permiten la construcción de proyectos con parámetros especiales de vivienda social, cuyos precios de venta eran superiores a los establecidos por el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento y el Fondo Mivivienda, debido al alto costo de los terrenos, situación que ha sido alertada por varias municipalidades distritales”, agrega el escrito.

Con relación a esta ordenanza, la viceministra de Vivienda, Elizabeth Añaños, afirmó que se está impidiendo que se aplique la política de construcción de viviendas de interés social en todo el país. Estamos evaluando las acciones que debemos tomar como vivienda (frente a la ordenanza), porque debe quedar claro que la política nacional de vivienda tiene que ser inclusiva en todo el territorio nacional”, dijo en declaraciones a la prensa el último sábado.

“Lamentablemente, con esta ordenanza se limita que las políticas de vivienda de interés social estén en todo el territorio, por lo cual pediremos una reunión con el alcalde (Jorge Muñoz) para conversar. Sabemos que conversando se pueden solucionar los temas, y quizás entender también las razones por las cuales han sacado esa ordenanza”, señaló.

El burgomaestre de la capital, Jorge Muñoz, por su parte, defendió la medida dada por el municipio, pero afirmó estar dispuesto a dialogar con representantes del sector Vivienda para oír otras posiciones.

Hasta el momento no me han pedido ninguna reunión con el ministerio [de Vivienda], pero como hacemos siempre con las autoridades abrimos la puerta al diálogo, tratamos de hacer acciones en conjunto. Lo que buscamos es que el beneficio no sea para unos pocos”, manifestó a la prensa el domingo.