Aprenda a evitar las estafas por internet.
Aprenda a evitar las estafas por internet.

El , conocido también como compra y venta por , sigue creciendo a pasos agigantados y no está exento a que ‘amigos de los ajeno’ (llamados ) se encuentren al acecho. A continuación, te damos a conocer una lista con las estafas más comunes que se dan:

*Pagejacking. Esta modalidad sucede cuando los hackers crean una página web falsa idéntica a un sitio web que realmente existe. Cuando los usuarios emplean un motor de búsqueda, pueden hacer clic en esta página falsa pensando que se trata del sitio legítimo que estaban buscando. Al mostrar una réplica falsa del inicio de sesión, los estafadores pueden recopilar fácilmente múltiples nombres y contraseñas de usuarios.

TAMBIÉN: Comercio electrónico: Sepa cómo evitar ser víctima de las estafas

*Apropiación/usurpación de cuenta. Esta forma de robo de identidad sucede cuando un estafador utiliza información personal sustraída para acceder a cuentas en línea o financieras de forma fraudulenta, todo esto con la finalidad de realizar compras no autorizadas, retirar dinero o incluso cambiar los datos de la cuenta.

*La estafa de las vacaciones. Los delincuentes envían un correo electrónico desde la cuenta de una persona a sus amigos y familiares indicando que le han robado mientras estaba de vacaciones, y solicitan ayuda con mensajes como: “Por favor, ¿podrían transferirme dinero lo antes posible?”. Los amigos y familiares, dispuestos a ayudar, le envían una transferencia, pero la persona no lo recibirá porque ni siquiera está de vacaciones. En este caso, los correos de quienes trataron de apoyarla también podrían ser hackeados.

*Fraude en ofertas al comprar en línea. Un vendedor falso ofrece un producto a un precio sorprendentemente bajo o promete beneficios como el envío gratuito o la entrega al día siguiente sin ninguna intención de cumplirlos. Una vez procesado el pago, el producto nunca es entregado y no hay forma de ponerse en contacto con el vendedor para pedir un reembolso. Por eso, si la oferta parece demasiado buena para ser cierta, es mejor evitar realizar la compra.

Estafas en la búsqueda de empleo. Una estafa de este tipo puede presentarse como una oferta falsa de trabajo en línea que promete un salario alto por un trabajo que requiere muy poca experiencia. Al interesado se le pide que proporcione información personal como parte del proceso de contratación o que pague por adelantado la capacitación, los materiales o algún curso relacionado con el trabajo a realizar.

Recojo de tarjeta. Este fraude sucede cuando, luego de recibir tu tarjeta, una persona se comunica contigo para solicitar la devolución de la misma. La persona se hace pasar por un colaborador del banco y puede utilizar diversos motivos para solicitar la devolución de tu tarjeta. Ten en cuenta que un banco nunca te pedirá que devuelvas la tarjeta que te ha sido entregada, ni enviará a un courier para que la recoja. Si te contacta una persona pidiéndote devolver tu tarjeta, no aceptes brindarle tu información y comunícate inmediatamente con los números oficiales del banco en mención.

Clonación. Sucede cuando se duplica una tarjeta mediante la falsificación de la banda magnética. Los estafadores copian la banda magnética de tu tarjeta pasándola por un skimmer (dispositivo que almacena los datos de la banda magnética). Además, se encargan de conocer tu clave secreta (de diferentes maneras) y utilizan estos datos para generar una nueva tarjeta idéntica a la tuya, con la que podrán realizar diversos fraudes.

Fraude por teléfono. También conocido como vishing. Los estafadores tratarán de comunicarse contigo y se harán pasar como colaboradores del banco y/o financiera. Durante la llamada te solicitarán información sensible. Ten en cuenta que el banco sí puede comunicarse contigo para validar tus transacciones u ofrecerte algún producto. Sin embargo, nunca te solicitaremos datos sensibles, como tu clave digital, o las claves de tus cuentas o tarjetas.

Phishing. Son esos correos, mensajes o llamadas que simplemente no parecen correctos. Pueden provenir de diferentes organizaciones fraudulentas que figuran como tiendas de comercio electrónico, instituciones financieras, proveedores de servicios y hasta asociaciones filantrópicas o que ofrecen premios o regalos falsos. Por lo general, solicitan información sensible como contraseñas, números de tarjeta de crédito, (DNI, pasaporte, licencia de conducir y cualquier otro tipo de documento de identidad).

LEE: Sunat: ventas a través del comercio electrónico suman más de S/ 700 millones durante cuarentena