Diosdado Cabello gesticula durante una manifestación oficialista en Caracas (Venezuela), el 16 de noviembre de 2019. (Yuri CORTEZ / AFP).
Diosdado Cabello gesticula durante una manifestación oficialista en Caracas (Venezuela), el 16 de noviembre de 2019. (Yuri CORTEZ / AFP).

Por: Miguel Ramírez / Periodista de investigación*

‘El Nacional’, el diario más prestigioso e independiente de Venezuela, enfrenta un brutal abuso contra la libertad de prensa perpetrado por el presidente izquierdista Nicolás Maduro y su brazo derecho Diosdado Cabello.

El proceder dictatorial de Maduro contra el periodismo es celebrado y pretende ser imitado, de ganar las elecciones de junio, por Pedro Castillo, el ‘Lapicito’, y su jefe Vladimir Cerrón.

Lo sucedido con ‘El Nacional’ es el típico actuar de gobiernos izquierdistas que, so pretexto de ‘defender los intereses del pueblo’, se perpetúan en el poder, cometen fechorías y su blanco siempre es el periodismo independiente.

En el año 2015, dicho periódico publicó una información que había sido difundida el día anterior por los diarios ‘ABC’ de España y el ‘The Wall Street Journal’. Ambos decían que Diosdado Cabello estaba siendo investigado por un fiscal de Nueva York por narcotráfico, tras ser delatado por su exjefe de seguridad.

Era una ‘bombaza periodística’, pues en ese momento Diosdado Cabello era presidente del Congreso venezolano. Unos ochenta periódicos de todo el mundo también publicaron la misma información.

Cabello demandó a ‘El Nacional’ ante el Poder Judicial, que es controlado por el gobierno chavista. Un juez impuso medidas cautelares contra el medio. A mitad del proceso, el político interpuso una demanda civil ante el Tribunal Supremo, la máxima instancia judicial. Hace unas semanas, ese organismo dictaminó que el diario debía pagarle a Cabello ¡14 millones de dólares!

“El futuro de esto es que Cabello sea el director de ‘El Nacional’. Es un atropello que no tiene nombre y muestra cómo funciona la dictadura venezolana”, dijo Miguel Henrique Otero, presidente-editor de ese medio, en una entrevista a ‘El Comercio’.

El diario venezolano solo reprodujo una información de otros medios y jamás afirmó que Cabello era narcotraficante. No obstante, durante las investigaciones, la DEA ha obtenido más pruebas que confirman la vinculación del amigazo de Maduro con el narcotráfico internacional. Cabello ahora es uno de los hombres más buscados del mundo. La DEA ofrece US$ 10 millones por su captura.

El diario ‘El Nacional’ siempre estuvo en la mira del chavismo. Fue el primero en advertir y denunciar las tropelías de Hugo Chávez y luego las de Nicolás Maduro, quienes decían ser los ‘justicieros del pueblo’.

Lo mismo dicen ser Pedro Castillo y su mentor Vladimir Cerrón. Los ataques de ambos contra la prensa y su amenaza de que los medios opositores pasarán a ser controlados por el Estado están en blanco y negro en el plan de gobierno de Cerrón, que Castillo asume como suyo.

En los últimos días, el ‘Lapicito’ ha cambiado su discurso. Se está volviendo suavecito. Ahora dice que respetará la libertad de prensa y a los medios. Pero eso solo le creen ciertos coleguitas que, por su ingenuidad o ideología, ahora forman parte de su barra brava.

Nos vemos el otro martes.

*Los artículos firmados y/o de opinión son de exclusiva responsabilidad de sus autores.