El cabecilla de Sendero Luminoso venía presentando “inapetencia recurrente” y “presión baja” días anteriores. Foto: Andina
El cabecilla de Sendero Luminoso venía presentando “inapetencia recurrente” y “presión baja” días anteriores. Foto: Andina

El Comité Técnico del Centro de Reclusión de Máxima Seguridad de la Base Naval del Callao (Cerec) desmintió este miércoles las informaciones que se vienen difundiendo en torno a la salud del cabecilla de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, quien fue trasladado ayer, martes, a un hospital cercano.

A través de la cuenta de Twitter del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), el Cerec aseguró que actualmente “se continúa realizando el monitoreo permanente sobre el estado de salud de Guzmán Reinoso”.


El pasado 19 de julio, el INPE detalló que Abimael Guzmán requirió atención médica el martes 13 de julio por presentar “inapetencia recurrente” y “presión baja”.

Además, informó que, un día después, se constituyó una unidad móvil del Ministerio de Salud que “concluyó que el estado de salud del indicado interno era estable”; sin embargo, por su “avanzada edad” -86 años- requería exámenes médicos auxiliares de laboratorio e imagen.

El INPE precisó que el sábado 17 de julio, tras presentar “una baja en su presión”, el cabecilla de Sendero Luminoso fue revisado nuevamente por personal del Minsa y se recomendó llevarlo a un hospital para su cuidado. Sin embargo, él se negó. No fue hasta ayer que -tras hablar con su abogado- aceptó ser evacuado a un hospital cercano a la Base Naval del Callao.