El país sudamericano es el segundo país del mundo con más muertos por COVID-19, solo por detrás de Estados Unidos, con 545.282, según datos de la Universidad Johns Hopkins. (Foto: AFP)
El país sudamericano es el segundo país del mundo con más muertos por COVID-19, solo por detrás de Estados Unidos, con 545.282, según datos de la Universidad Johns Hopkins. (Foto: AFP)

Denise Garrett, epidemióloga que se desempeñó como asesora del Programa de Capacitación en Epidemiología de Campo (FETP) en , explica en una entrevista a la BBC que: “Brasil es un ejemplo de todo lo que podía salir mal en una . Tenemos un país con unos dirigentes que, además de no implementar medidas de control, minaron las medidas que teníamos, como la distancia social, el uso de mascarillas y, durante mucho tiempo, también las .

MIRA: Texas anunció que vacunará a los residentes de 16 años o más contra el coronavirus

Sus declaraciones son respaldadas por los actuales registros de muertes diarias en los últimos días. Este martes, se registró 3.251 fallecidos y el miércoles 2.009 decesos superando los 300.000 muertos desde el inicio de pandemia.

En su análisis por la situación del gigante sudamericano, la experta señala que el país avanza en una dirección opuesta a diferencia de los otros países, “Brasil parece vivir en un universo paralelo”.

Asimismo, hizo mención del uso de medicamentos sin ninguna evidencia científica, que la población creyó que eran una medida de protección, de acuerdo a las declaraciones del presidente Jair Bolsonaro, recomendando ivermectina e hidroxicloroquina para combatir el COVID-19. Sin embargo, explica que debieron, “practicar el distanciamiento social y usar mascarilla”.

Por otro lado, confirma las declaraciones de otros expertos que señalan que Brasil se ha convertido en una amenaza global, “el país se ha convertido en un hervidero de nuevas variantes”, afirma Garrett, además señala que, ante las variaciones del virus, sino existen restricciones para la transmisión, “las mutaciones predominarán”.

Trabajadores entierran a una persona fallecida por covid-19, en el cementerio público Nossa Senhora Aparecida en Manaos, Brasil. (Foto: Raphael Alves/ EFE)
Trabajadores entierran a una persona fallecida por covid-19, en el cementerio público Nossa Senhora Aparecida en Manaos, Brasil. (Foto: Raphael Alves/ EFE)

El incremento y riesgos de contagios en Brasil, es mayor cuando se vive un entorno en donde la, “tasa de vacunación es baja y la tasa de transmisión es alta”, explica la epidemióloga.

Por último, Denise Garrett, recomienda un confinamiento estricto a nivel nacional, “me refiero a no salir de casa, solo en caso de urgencia. Vaciar las calles de verdad, que solo operen los servicios esenciales”.

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR