Los centros de abasto del país se han convertido en un foco de contagio del COVID-19, pues los comerciantes siguen siendo diagnosticados con coronavirus. Esta vez, 78 negociantes del Mercado Modelo de , uno de los principales de la región , dieron positivo para SARS-CoV-2 en las pruebas rápidas que les practicó una brigada de salud del Centro Médico del Ejército. En este recinto se aplicaron 200 exámenes.

Los vendedores que están infectados con el mal son los que expenden pescado, fruta, carne, verduras y abarrotes dentro del establecimiento, informó Ernesto Bocanegra, subgerente de Promoción y Formalización Empresarial, dependencia que administra los mercados de Chiclayo. Sin embargo, dijo que también hay algunos afectados en la plataforma Juan Cuglieván de este mercado.

“Vamos a solicitar al Comando COVID-19 y al Minsa más pruebas para los comerciantes de las plataformas Arica y Cuglieván, porque es allí donde existe más aglomeración de los mismos vendedores y usuarios, lo que origina un riesgo de contagio”, manifestó.

También indicó que evalúan la implementación de un mercado temporal en el que se trasladaría a los comerciantes que no estén afectados por el nuevo coronavirus y la imposiciones de multas a los ambulantes que generan desorden en la vía pública, por lo que refirió que pedirá el apoyo de la Policía y del Ejército.

En el mercado de Ferreñafe, se aplicaron 100 pruebas rápidas y 49 comerciantes dieron positivo. En el Mercado de Moshoqueque, ubicado en el distrito de José Leonardo Ortiz, en Chiclayo, se detectó a 95 negociantes infectados.

TE PUEDE INTERESAR: