Los protagonistas del matrimonio, Yover y Delia, esperaban disfrutar de una tarde alegre, pero, tras la presencia de la policía fueron conducidos a la Comisaría Central de Huancayo (Foto: Andina)
Los protagonistas del matrimonio, Yover y Delia, esperaban disfrutar de una tarde alegre, pero, tras la presencia de la policía fueron conducidos a la Comisaría Central de Huancayo (Foto: Andina)

A pesar de que la región se encuentra en el nivel muy alto de alerta sanitaria por el ; un grupo de 63 personas que se aglomeraron para presenciar un matrimonio evangélico, fueron intervenidos por los agentes de Grupo Terna de la . Los hechos ocurrieron en los interiores de un local de la ciudad de Huancayo.

Cuando los efectivos ingresaron al local denominado El Paraíso de Yanama, se dieron con la sorpresa de que los concurrentes no hacían uso de las mascarillas y no mantenían el distanciamiento social. De inmediato, se procedió a sancionar a los asistentes que contaban con su DNI, mientras que, las personas que no tenían este documento fueron trasladados a la Comisaría Central de Huancayo, según Andina.

Por su parte, los protagonistas del casamiento, Yover y Delia, esperaban disfrutar de una tarde alegre, pero, tras la presencia de la policía, también fueron detenidos y conducidos a la referida comisaría, por no haber cumplir con las medidas sanitarias dispuestas por el Gobierno.

Algunos de los invitados se escondieron en los baños para escapar de la intervención policial, dejando regados en el piso sus regalos; en tanto, uno de los asistentes de esta ilegal boda se atrevió a manifestar que la pandemia es un castigo de Dios.

Finalmente, los agentes les impusieron la infracción con código “C-2” por desarrollar actividades sociales recreativas, culturales, religiosas de aglomeración o concurrencia masiva o no en la vía pública. La multa asciende al 9% del valor de la UIT.

VIDEO RECOMENDADO

Camara De Seguridad Pato Arce