Una foto del recuerdo de la Reina Isabel II junto a su esposo, el Duque de Edimburgo, y sus hijos el príncipe Carlos y la princesa Ana. Dos miembros de esta familia real visitaron Perú.  (Foto: AFP)
Una foto del recuerdo de la Reina Isabel II junto a su esposo, el Duque de Edimburgo, y sus hijos el príncipe Carlos y la princesa Ana. Dos miembros de esta familia real visitaron Perú. (Foto: AFP)

La después de que sus médicos expresaron que están “preocupados” por su salud y recomendaron que sea puesta bajo supervisión médica en su castillo escocés de Balmoral. Así lo había informado el Palacio de Buckingham, que luego confirmó el deceso en un comunicado.

Más información Isabel II, la reina más longeva de Reino Unido, falleció a los 96 años

¿Visitó alguna vez la reina Isabel II nuestro país en sus 96 años de vida? La respuesta es no, pero sí lo hicieron otros miembros de la familia real británica. En esta nota te contamos qué parientes cercanos de Isabel II sí llegaron al Perú, qué ciudades visitaron, qué hicieron y cómo fueron recibidos.

¿Qué miembros de la familia real visitaron Perú?

De acuerdo a información de los archivos periodísticos del Diario El Comercio, la primera visita al país de un miembro de la familia real británica no fue en 1962, como se creía, con la llegada a la capital del príncipe Felipe Edimburgo, esposo de Isabel II, sino que ocurrió 30 años antes, un 8 de febrero de 1931, cuando el príncipe de Gales, Eduardo de Windsor, arribó a la bahía de Talara, en Piura, junto a su hermano menor Jorge, duque de Kent, procedentes de Panamá.

Ellos fueron recibidos por la colonia inglesa en el Perú y recorrieron los campamentos petroleros explotados por la London Pacific Petroleum Company, tal como informó el portal “Talara mi orgullo”. El príncipe y el duque también se dieron tiempo para pescar en Cabo Blanco y pasear en Máncora, donde comieron cebiche de mero, filetes dorados de pez espada y calmaron la sed con chicha morada.

Pero no solo visitaron el norte de nuestro país, sino también el Callao, Lima, Arequipa, Cusco y Puno, donde navegaron por el Titicaca. Era el gobierno del piurano Luis Miguel Sánchez Cerro, quien condecoró al príncipe de Gales con la Orden del Sol del Perú y a su vez fue galardonado con la Gran Cruz de la Orden del Imperio Británico.

En honor a los hermanos hubo recepciones oficiales, banquetes y un baile de gala en el Club Nacional ubicado en la Plaza San Martín.

Tres años después, Eduardo de Windsor asumiría el trono de Reino Unido como Eduardo VIII, pero abdicaría luego de 326 días para poder casarse con la estadounidense Wallis Simpson. Su otro hermano Jorge, duque York y padre de la reina Isabel, fue quien asumió el trono.

Dieciséis años después, en 1947, Isabel contrae matrimonio con Felipe, príncipe de Grecia y Dinamarca, y en 1953 es coronada como Isabel II tras la muerte de su padre, el rey Jorge VI.

Jorge y Eduardo de Windsor en su visita a Palacio de Gobierno. A centro, el presidente Miguel Sánchez Cerro. (Archivo Histórico de GEC)
Jorge y Eduardo de Windsor en su visita a Palacio de Gobierno. A centro, el presidente Miguel Sánchez Cerro. (Archivo Histórico de GEC)

La llegada del esposo de la reina Isabel II

Nueve años después el esposo de la reina, Felipe Edimburgo, llegó a Lima en visita oficial. De acuerdo con el archivo de El Comercio, el “Príncipe Felipe, Duque de Edimburgo”, título que le dio la reina, aterrizó el 21 de febrero a las 3 de la tarde en el aeropuerto de Limatambo, con una reducida comitiva, pero con 200 maletas de equipaje personal.

Visitó Palacio de Gobierno, donde fue recibido con honores de Estado por el entonces presidente Manuel Prado. En su trayecto hacia el centro de Lima, cientos de personas lo aplaudieron y arrojaron pétalos de rosas. El esposo de Isabel saludaba con amabilidad desde un clásico automóvil descapotable, contó el Decano.

Incluso, Felipe se animó a pilotear su propio avión durante una hora por el cielo gris de Lima. Su viaje duró seis días en los cuales practicó equitación, paseó en yate por Ancón, recorrió Trujillo, Chiclayo y Cusco, donde visitó el santuario de Machu Picchu. Terminó su estadía también en Puno, antes de proseguir su viaje hacia Bolivia.

Felipe de Edimburgo, esposo de la Reina Isabel II, el 21 de febrero de 1962, cuando recorrió el Jirón de la Unión camino a Palacio de Gobierno. (Foto archivo histórico GEC)
Felipe de Edimburgo, esposo de la Reina Isabel II, el 21 de febrero de 1962, cuando recorrió el Jirón de la Unión camino a Palacio de Gobierno. (Foto archivo histórico GEC)

La visita de la hija de la monarca

La siguiente visita de un miembro de la familia británica se registró en el 2017, con la llegada de la hija de la reina Isabell II, la princesa Ana de Inglaterra, hermana del príncipe Carlos. Ana llegó para realizar una serie de actividades de labor social y viajó hasta el centro poblado Orán, en Maynas, región Loreto, donde inauguró el barco médico Forth Hope. Era la tercera vez que visitaba el Perú, según informó la embajada del Reino Unido.

Ana viajó en la embarcación fluvial, la cual se implementó para asistir con médicos y medicamentos a las cuencas de Chambira, Puinahua, Ucayali, Marañón, Manatí y Amazonas. “Es un día histórico para los pueblos amazónicos por la presencia de la princesa Anne de Inglaterra, que tuvo la decisión dar ayuda a Loreto, colaborar y trabajar coordinadamente con nosotros para atender a las personas más necesitadas”, dijo el entonces gobernador regional, Fernando Meléndez.

En Lima, la princesa se reunió con el expresidente Pedro Pablo Kuczynski y visitó el Centro Internacional de la Papa. También develó una estatua del vicealmirante peruano-británico Martin Jorge Guise Wright (1780-1828) en el municipio de San Borja, como parte de las celebraciones por el 80 aniversario de la Asociación Cultural Británica.

La princesa culminó su visita con una cena en la embajada británica, a cargo del chef Virgilio Martínez, según se informó.

En el 2017 la princesa Ana llegó para realizar labor social y viajó hasta el centro poblado Orán, en Maynas, región Loreto, donde inauguró el barco médico Forth Hope. (Foto: GEC)
En el 2017 la princesa Ana llegó para realizar labor social y viajó hasta el centro poblado Orán, en Maynas, región Loreto, donde inauguró el barco médico Forth Hope. (Foto: GEC)

VIDEO RECOMENDADO

Médicos de Isabel II se muestran preocupados
Preocupación en Palacio de Buckingham