Policías de Salamanca y serenos de Ate cercaron y atraparon a una banda de presuntos delincuentes, liderado por una jovencita.
Policías de Salamanca y serenos de Ate cercaron y atraparon a una banda de presuntos delincuentes, liderado por una jovencita.

Policías de Salamanca y serenos decercaron y atraparon a una banda de presuntos delincuentes, liderado por una jovencita, y entre los cuales hay dos menores, a bordo de un auto. A ellos se les acusa de ser autores de robos a transeúntes, a quienes golpeaban, para arrebatarles equipos telefónicos.

Las cámaras de videovigilancia del distrito captaron el instante en que tres sujetos bajan de un auto y atacan a golpes a una jovencita. “Me rebuscaron en todos lados, rompieron la camisa y se robaron mi celular”, contó la agraviada a los policías de la comisaría de Salamanca.

Puede ver: Pasajero le quita la vida a joven y roba mototaxi
Policías de Salamanca y serenos de Ate cercaron y atraparon a una banda de presuntos delincuentes, liderado por una jovencita.
Policías de Salamanca y serenos de Ate cercaron y atraparon a una banda de presuntos delincuentes, liderado por una jovencita.
Policías de Salamanca y serenos de Ate cercaron y atraparon a una banda de presuntos delincuentes, liderado por una jovencita.
Policías de Salamanca y serenos de Ate cercaron y atraparon a una banda de presuntos delincuentes, liderado por una jovencita.

Los agentes, al mando del comandante PNP Oscar Cortez, y serenos, siguieron los movimientos de estos sospechosos hasta que fueron atrapados entre la avenida Santa Rosa y Benjamín Franklin. En el auto blanco AKY-472 fueron intervenidos Brayan Capcha Surichaqui (21), Nicoll Consuelo Arias Choque (22), Kevin Josué Angulo Oré (18), y dos menores de 16 años. Debajo del asiento se halló tres celulares robados.

Puede ver: “Se confundieron porque somos iguales”
Policías de Salamanca y serenos de Ate cercaron y atraparon a una banda de presuntos delincuentes, liderado por una jovencita.
Policías de Salamanca y serenos de Ate cercaron y atraparon a una banda de presuntos delincuentes, liderado por una jovencita.

La agraviada fue ubicada horas después por los policías y reconoció a los sospechosos como autores del robo. “En la posta San Fernando salen dos hombres del carro y me empezaron a jalonear. Me jalaron de ambos brazos, Tenía miedo porque pensé que querían meterme al carro. Hice fuerza para que no me llevaran, me rompieron la camisa por ambos lados y robaron el celular, que estaba sujetado en el brasier. Fueron tres los que me asaltaron”, dijo asustada la joven.

“Las cámaras de videovigilancia han hecho el seguimiento. Al hacer la captura, la fiscalía estaba disponiendo que se proceda a la liberación de los delincuentes porque la persona agraviada no se había presentado. Si ya la cámara de videovigilancia ha detectado el hecho, se ha identificado a la persona y están actuando en banda, (son cinco personas), esto debería ser lo suficiente para poner la denuncia. Si no fuera por el comandante Cortez, que actuó de maneta inmediata para identificar y contactarse con la persona agraviada y que venga a poner la denuncia, estos delincuentes seguirían recorriendo el distrito”, dijo el alcalde de Ate, Edde Cuellar.



Falso mendigo roba productos de tienda

Fingió ser un mendigo para no ser descubierto y hacer de las suyas. Envuelto en costales viejos e incluso con una botella de trago en la mano, un , en

El delincuente, que ya lo tenía todo muy bien planeado, incluso sabía en qué lugares estaban las cámaras de seguridad y tuvo mucho cuidado de no descubrir su rostro, llegó a la 1:36 de la madrugada. Se sentó en la puerta principal (mampara de vidrio) y sacó costales negros con los que primero se cubrió las piernas. Luego tomó un sorbo de trago y enseguida golpeó la puerta con un cincel.

Al oír la caída de los vidrios rotos, se limpió las esquirlas e ingresó con cuidado al recinto. De frente ingresó al local ‘Probela’ y fue directamente a la caja. Intentó abrirla, incluso a patadas, pero al no conseguirlo, fue hacia los productos más caros y los metió a una bolsa negra.

“Se robó cinco máquinas por un monto de 3 mil soles y cremas más caras. Este ratero es el mismo que hace dos semanas ingresó a robar a esta misma tienda. Sabía dónde estaban los productos más caros, incluso sabía dónde estaba la caja porque ingresó directamente a abrirla. No se quedó ni un minuto y luego escapó corriendo”, dijo Cindy Ponce, coordinadora del Instituto Montalvo.


También lee: