Una banda de rateros forzó la puerta de un negocio y robaron cuantiosos celulares de alta gama, valorizados en 10 mil soles. (fotos: Mónica Rochabrum/Trome)
Una banda de rateros forzó la puerta de un negocio y robaron cuantiosos celulares de alta gama, valorizados en 10 mil soles. (fotos: Mónica Rochabrum/Trome)

Una banda de rateros forzó la puerta de un negocio y robaron cuantiosos celulares de alta gama, valorizados en 10 mil soles, en Salamanca,

El robo fue a las 3:49 de la madrugada y a escasas dos cuadras de la comisaría de Salamanca. Ocurrió en la avenida Diego Fernández 286 cuando dos maleantes habrían utilizado la modalidad del ‘jalonazo’ para sacar la puerta enrollable y luego levantarla.

Puede ver: Pasajero muere en aparatoso choque de auto con camión
Una banda de rateros forzó la puerta de un negocio y robaron cuantiosos celulares de alta gama, valorizados en 10 mil soles. (fotos: Mónica Rochabrum/Trome)
Una banda de rateros forzó la puerta de un negocio y robaron cuantiosos celulares de alta gama, valorizados en 10 mil soles. (fotos: Mónica Rochabrum/Trome)
Una banda de rateros forzó la puerta de un negocio y robaron cuantiosos celulares de alta gama, valorizados en 10 mil soles. (fotos: Mónica Rochabrum/Trome)
Una banda de rateros forzó la puerta de un negocio y robaron cuantiosos celulares de alta gama, valorizados en 10 mil soles. (fotos: Mónica Rochabrum/Trome)

Ingresaron sigilosamente y rebuscaron en el pequeño recinto. Primero revisaron los anaqueles de audífonos y mouses. Pero no tocaron esos productos sino que ellos buscaban, con linternas en la boca, los celulares de alta gama.

Hallaron dos vitrinas llenas de equipos telefónicos costosos y destrozaron los vidrios para robar. Metieron los equipos en mochilas.

Puede ver: Va a ‘Baby Shower’ y mata a padre de familia de dos niños
Una banda de rateros forzó la puerta de un negocio y robaron cuantiosos celulares de alta gama, valorizados en 10 mil soles. (fotos: Mónica Rochabrum/Trome)
Una banda de rateros forzó la puerta de un negocio y robaron cuantiosos celulares de alta gama, valorizados en 10 mil soles. (fotos: Mónica Rochabrum/Trome)
Una banda de rateros forzó la puerta de un negocio y robaron cuantiosos celulares de alta gama, valorizados en 10 mil soles. (fotos: Mónica Rochabrum/Trome)
Una banda de rateros forzó la puerta de un negocio y robaron cuantiosos celulares de alta gama, valorizados en 10 mil soles. (fotos: Mónica Rochabrum/Trome)

Todo esto pasó en aproximadamente un minuto. Luego salieron muy tranquilos y abordaron un auto en el que escaparon.

“Esta lugar se ha vuelto peligroso. Hay muchos comerciantes que fueron víctimas de la delincuencia en sus negocios. Pedimos más seguridad, sobre todo en las noches y madrugada”, dijo Karina Barrueta, trabajadora.


Lo atacan de 11 balazos y vive

¡Aterrador! A escasos cinco metros de la vivienda de su madre, el , en Huaycán. El valeroso hombre cubrió con su cuerpo a su pequeño hijito, que viajaba a su lado, evitando que salga herido por la ráfaga de balas.

A las 2 de la madrugada, Godofredo Torres, iba al volante de su minivan de placa ATG-288 y regresaba de una reunión familiar con su hijito, de apenas 7 añitos, que estaba sentado a su lado, y su pareja Patricia Esquivel Morales (48), quien iba en el asiento posterior.

Bajó la velocidad porque ya se iba a estacionar en la puerta de la casa de su progenitora, en la zona P UCV 192, cuando un auto blanco se adelantó y le cerró el paso. Dos sicarios encapuchados aparecieron por la parte delantera y se acercaron al lado del piloto. En solo segundos, le dispararon once balazos para acabar con su vida.

Cubrió a su hijo con su cuerpo

El trabajador, padre de familia de tres hijos, se abalanzó sobre su hijo y lo cubrió por completo evitando que alguna bala perfore el cuerpecito de su último vástago.

Ni los gritos aterrados, ni las suplicas de la mujer, evitaron el cruel ataque. Los sicarios, que tenían el rostro cubierto, escaparon en el auto blanco. El herido fue trasladado por sus familiares al hospital de Huaycán, donde quedó internado pues su estado de salud es delicado. Tres balas quedaron alojadas en su cuerpo.

“Mi hermano era extorsionado. Aquí en Huaycán hay una mafia que cobra cupos a todos y mi hermano era una de los agraviados. Hace tres meses lo amenazaron porque no quería pagar el cupo para trabajar como colectivero en la ruta Lima-Chosica o Lima-Chaclacayo. Los mismos extorsionadores fueron a la casa de mi madre Margarita Resines (75) y la amenazaron con una pistola. Le dijeron: “¡A tu hijo lo vamos a matar!”. Esto es el colmo. No tenemos apoyo de la policía porque hay una mafia de policías corruptos que nunca nos apoyan cuando llamamos para alguna emergencia o hay balaceras en la zona”, dijo Elizabeth Bustamante Resinas (35), hermana de Godofredo Torres.


También lee: