Hombre a bordo de camioneta embistió una moto lineal donde escapaban dos hampones armados, que asaltaron a su esposa.
Hombre a bordo de camioneta embistió una moto lineal donde escapaban dos hampones armados, que asaltaron a su esposa.

No lo pensó dos veces para defender a su amada. El conductor de una camioneta embistió una moto lineal e hirió a un avezado delincuente que había asaltado a su esposa, en .

El agraviado, cuya identidad se mantiene en reserva, indicó que su esposa estaba ingresando a una lavandería, entre la calle Velarde y Conococha y dos delincuentes armados, que se desplazaban en una moto lineal, se detuvieron y la encañonaron para arrebatarle su celular de alta gama.

Puede ver: Estrangula esposa y se esconde debajo de la cama
Hombre a bordo de camioneta embistió una moto lineal donde escapaban dos hampones armados, que asaltaron a su esposa.
Hombre a bordo de camioneta embistió una moto lineal donde escapaban dos hampones armados, que asaltaron a su esposa.

Al ver que los delincuentes intentaban escapar raudamente en la moto lineal, la pareja de la joven afectada, prendió su camioneta y los embistió para evitar que ambos asaltantes escapen. Uno de los sujetos Erly Saúl Villamizar (25), quien es venezolano, resultó herido y fue auxiliado por serenos de Lince y paramédicos al hospital Santa Rosa.

Puede ver: Amigos citan a barbero y sicarios lo matan de 13 balazos
Hombre a bordo de camioneta embistió una moto lineal donde escapaban dos hampones armados, que asaltaron a su esposa.
Hombre a bordo de camioneta embistió una moto lineal donde escapaban dos hampones armados, que asaltaron a su esposa.

En el lugar se encontró una pistola abastecida de los rateros.


Asesinan a dos jóvenes durante reunión en departamento

Aterrador. Dos jóvenes de 30 años fueron atacados, amarrados y asesinados por desconocidos en el departamento donde vivían, en Además los asesinos les robaron sus pertenencias y dinero.

Ambos cadáveres fueron hallados en dos habitaciones del cuarto piso del jirón Risso 665, en pleno corazón de Lince. Uno yacía ensangrentado (había sido degollado) y estaba en ropa interior en el piso de la habitación. Se trataría de José Antonio Quintana Pacheco (30).

En la habitación contigua yacía sin vida otro muchacho, también de unos 30 años, que fue estrangulado con una sábana y tenía las manos atadas hacia la espalda. Este último no fue identificado. Ambos lugares estaban en completo desorden.

IDENTIFICAN A LAS VÍCTIMAS

La Policía Nacional del Perú (PNP) identificó a los dos hombres hallados muertos en el interior de un departamento ubicado en el cuarto piso de un edificio de la cuadra 6 del jirón Risso, en Lince, el último domingo.

De acuerdo a la PNP, los sujetos fueron identificados como Luis Alberto Coronado Barturen (32), quien fue encontrado maniatado y con signos de haber sido asfixiado. Mientras que, José Antonio Quintana Pacheco (30) presentaba múltiples heridas punzo penetrantes y cortantes.

Las diligencias policiales revelaron que en el departamento vivían José Quintana junto a su amigo Fabrizio Allan José Bustamante, quien llegó a la vivienda la noche del sábado 6 de noviembre y no encontró a su compañero, por lo que ingresó a su habitación a descansar.

HABLA EL ÚNICO TESTIGO

Fue al promediar la 1 a.m. del domingo 7 de noviembre que Fabrizio Bustamante se despertó tras escuchar voces en el departamento. Él supuso que se trataba de su amigo junto a otras personas. Debido al fuerte ruido, procedió a cerrar con seguro su habitación para seguir durmiendo.

Cerca de las 6:30 a.m., Fabrizio Bustamante se alistaba para irse a trabajar cuando se percató que la puerta de ingreso del departamento se encontraba abierta. Él indicó a la Policía que vio latas de cerveza vacías sobre una mesa de centro en la sala. Ante esta situación, procedió a tocar la puerta de la habitación de José Quintana, quien no respondió.

Fue por la insistencia del hermano de José Quintana y al no tener respuesta de su amigo, que a las 2 p.m. Fabrizio Bustamante regresó al departamento luego de trabajar y procedió a abrir la habitación de la víctima mortal.


También lee: