El pleno del JNJ concluyó que Víctor Rodríguez Monteza cometió faltas disciplinarias “muy graves”. (Foto: GEC)
El pleno del JNJ concluyó que Víctor Rodríguez Monteza cometió faltas disciplinarias “muy graves”. (Foto: GEC)

La Junta Nacional de Justicia (JNJ) destituyó al fiscal supremo Víctor Rodríguez Monteza por su presunto vínculo en caso Los Cuellos Blancos del Puerto. En consecuencia, Zoraida Ávalos y Pablo Sánchez serán los dos fiscales supremos titulares en el Ministerio Público.

MIRA: Sunass: Proyecto de ley podría causar reducción de agua y costos adicionales para usuarios a largo plazo

En una sesión virtual realizada este miércoles 24, el pleno del JNJ concluyó que Rodríguez Monteza cometió faltas disciplinarias “muy graves” al “alertar” a integrantes de la organización criminal Los Cuellos Blancos del Puerto sobre las interceptaciones telefónicas en su contra en 2018.

Con esta decisión, Rodríguez Monteza -que se desempeñaba como representante del Ministerio Público ante la Jurado Nacional de Elecciones (JNE)- queda fuera de la institución fiscal.

El voto a favor de la sanción contra el ahora exfiscal supremo fue por unanimidad proveniente de los magistrados Henry Ávila, Antonio de la Haza, Imelda Tumialán, María Zavala, Guillermo Thornberry y Aldo Vásquez Ríos.

El pasado 30 de setiembre, la JNJ había dejado al voto el pedido de destitución contra Víctor Rodríguez Monteza. En aquella sesión virtual se analizó la propuesta de destitución expuesta en el informe de la magistrada Inés Tello Ñecco.

A Rodríguez Monteza se le imputa “haber comunicado o alertado a los miembros de la presunta red criminal denominada Los Cuellos Blancos del Puerto que sus conversaciones estaban siendo interceptadas como parte de una investigación fiscal, perjudicando con dicha conducta funcional el desarrollo del citado proceso”, según el documento presentado.

Por su parte, Augusto Linares, abogado de Rodríguez Monteza, afirmó que el proceso disciplinario contra su patrocinado afectó su derecho a defensa, prueba y motivación. “No he faltado a ninguna de las normas de ética. Siempre me he conducido de manera correcta”, expresó.