Puno: Condenado Walter Aduviri tiene 122 candidatos a alcaldes y gobernadores en Puno | FOTOS

El mismo dirigente aimara es candidato para dirigir la Región Puno, pese a que tiene una sentencia de 7 años de cárcel como autor mediato del delito de disturbios por el saqueo y quema de locales públicos durante el 'Aimarazo'

Walter Aduviri
Walter Aduviri
Walter Aduviri
Walter Aduviri

El 'aimarazo ', esa jornada de protesta que en junio del 2011, en pleno gobierno de Alan García, dejó seis muertos en Pun o y cuantiosos daños materiales, no es olvidado en la región del lago Titicaca.
Y pese a que el líder de esa revuelta, Walter Aduviri Calizaya , fue condenado por esos hecho, aún es una figura presente en la política regional. Es más, el Movimiento de Integración por el Desarrollo Regional, liderado por el dirigente aimara, candidato al gobierno regional de Puno, tienen 102 candidatos que postulan a las 13 alcaldías provinciales y 110 municipios distritales.

Por la provincia de Puno y en primer lugar, el Movimiento de Integración, mantiene a un alcalde provincial y a 14 burgomaestres distritales. En la provincia de Azángaro, hay 13 candidatos a las alcaldías distritales y uno a la provincial.

Mientras que para las provincias de Sandia y Lampa hay 10 candidatos y cuatro postulantes a las alcaldías provinciales y distritales de San Román, Moho y Putina.

El próximo lunes el Tribunal Constitucional deberá resolver el recurso de casación que presentó Aduviri tras ser sentenciado por la Sala Penal de Puno por el presunto delito de autoría mediata por los disturbios y saqueos ocasionados en contra del Estado en el 2011.

En el 2011, los aimaras lograron poner en zozobra la ciudad de Puno y otras más por cerca de 50 días exigiendo la derogatoria del Decreto Supremo 083-2007, que favorecía la concesión minera Santa Ana, perteneciente a la empresa canadiense Bear Creek Mining, en la provincia de Chucuito-Juli. 

Asimismo, el rescate medioambiental de la cuenca del río Ramis, que se contaminaba con el trabajo minero informal en esta parte de la región.

Con estos motivos, fueron diversas paralizaciones las que acataron los pueblos aimaras para hacerse escuchar. Entre las medidas más destacables podemos recordar su llegada a la ciudad de Puno y los desmanes ya conocidos por todos; el cese de actividades en diferentes partes de la región. Incluso se tomó el aeropuerto de Juliaca y se derrumbó sus muros de seguridad.

Ir a portada