Sirvan los rayos y truenos en Lima para leer un poco de Ricardo Palma. Léelo seguido, no cuando caiga otro rayo sobre la capital. Consejo de pata.
Sirvan los rayos y truenos en Lima para leer un poco de Ricardo Palma. Léelo seguido, no cuando caiga otro rayo sobre la capital. Consejo de pata.

Los , y la potente lluvia que los acompañó, representan un hecho más que inusitado en la capital del Perú. Es que no es usual y es por eso que más de uno se llenó de miedo y perdió el sueño. Es preciso señalar que, si bien en otras partes del Perú estos fenómenos meteorológicos son usuales, como en la selva o la zona andina, no en Lima.

La capital del Perú se encuentra en medio de un árido desierto, un territorio en el que las lluvias no pasan de tímidas y ocasionales garúas, una suerte de rocío suave. Además de los , copiosos como la lluvia de este lunes, en redes sociales también se viralizó un texto de autoría de Ricardo Palma, destacado escritor peruano cuya obra Tradiciones Peruanas es la que más destaca.

A continuación, reproducimos el texto de don Ricardo Palma, fallecido en 1919. Sirva esta ocasión para leer más de este autor. Esperamos que no solo lean hasta la próxima vez que caigan rayos sobre Lima, sino de manera más seguida. Comencemos:


TRUENOS EN LIMA. Por Ricardo Palma

Truenos en Lima

El lunes 31 de diciembre de 1877, los habitantes de Lima gozaron de un espectáculo nuevo para la gente de la generación actual que no ha tenido oportunidad para salir fuera del radio de la ciudad.

Desde las cuatro de la tarde empezó la atmósfera a cubrirse de espesas nubes, y a las cinco desprendiose sobre la ciudad una gruesa lluvia, acompañada de relámpagos, seguidos de la detonación de cuatro truenos.

Para Lima, la población excepcional en donde la lluvia no pasa de una ligera garúa, la ciudad cuyo sereno cielo no ennegrece jamás la tempestad, era verdaderamente aterrador el espectáculo que ofrecía la naturaleza en la tarde del 31 de diciembre de 1877. El año se despedía de una manera siniestra.

Con tal motivo, y para satisfacer la curiosidad de un periodista, compilamos los datos que contiene la siguiente carta:

«Me pregunta usted, amigo mío, si entre las antiguallas que registro he encontrado noticia de que el fenómeno atmosférico del lunes se hubiera, en otra época, presentado en Lima. Desde que se fundó la ciudad (1535) hasta 1803, y bajo el gobierno del virrey Avilés, creíase generalmente que no se había oído en Lima la detonación del trueno. Errónea creencia, como verá usted más adelante.

En la noche del 19 de abril de 1803 -dice un cronista- se experimentó en Lima una tempestad, con ocho o nueve truenos, de los cuales el más fuerte se dejó sentir a las once y media. Lo insólito de semejante fenómeno asustó mucho al vecindario. En noviembre se repitieron los truenos. Hubo en ese año algunos temblores, precursores de un estío muy rígido, deduciéndose de esto que el calor, la electricidad y los vientos pueden producir una tempestad en parajes donde nunca se ha visto».

, consigna también esta noticia, aunque sin avanzar en pormenores.

D. Hipólito Unanue, en su importante obra sobre el clima de Lima, de algunos detalles sobre la tempestad del 19 de abril. Dice que los relámpagos cruzaron tan próximamente a la ciudad que iluminaron las habitaciones. Notose que cesó la lluvia en la sierra, y hubo tan abundantes garúas en la costa, que las lomas se cubrieron de pasto.

D. Gabriel Moreno, en su Almanaque para 1804, después de disertar sobre las causas y efectos de la tempestad del año anterior, dice que el 13 de julio de 1552, a las ocho de la noche, se oyó en Lima un trueno fuerte y se vieron dos relámpagos, y que igual fenómeno se repitió en 1720 y en 1747. Añade que el calor en 1803 fue excesivo; pero que la salubridad pública, lejos de sufrir, mejoró notablemente.

Varios cronistas de convento hablan, a la ligera, de la tempestad del año 1552. En cuanto a las de los años 1720 y 1747 sólo las hemos visto consignadas en algunas efemérides.

El primer trueno del 19 de abril fue producido a legua y cuarto de la ciudad, y el último sobre la misma. Tan grande fue la alarma y consternación del pueblo, que al día siguiente hubo procesión de rogativa, y penitencia.

Resumen. La del lunes 31 de diciembre ha sido la quinta tempestad que ha caído sobre Lima en los trescientos cuarenta y dos años que lleva de existencia. Y no sé más sobre el asunto.

FIN.

Rayos, truenos y relámpagos en Lima: fenómeno ocurrió por última vez hace 50 años

LOS RAYOS VOLVERÍAN A LIMA

Ahora bien, ¿qué hacer cuando se presentan estos fenómenos naturales? El Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) dio una serie de recomendaciones a la población frente a descargas eléctricas como las que se produjeron en Lima y el Callao este lunes. En una publicación en sus redes sociales, la institución destacó que es importante mantener la calma. Algunas sugerencias:

  • No hagas contacto con agua ni uses objetos de metal, pues pueden atraer las descargas.
  • Aléjate de árboles y postes de gran altura.
  • No permanezcas cerca de torres de alta tensión, vías ferroviarias, puertas metálicas y antenas.
  • Si estás de viaje o a la intemperie, regrese a su vehículo cuando empiecen los rayos. Los conductores deben bajar las antenas de sus autos.

Es preciso indicar que expertos de Senamhi aseguraron que estos fenómenos podrían repetirse en las próximas horas. Sí, los rayos, truenos, estruendos y centellas seguirían en Lima.

TE VA A INTERESAR