Necesitan ayuda.
Necesitan ayuda.

A través de un post en las redes sociales, la familia Huerta-Chinén hizo un llamado a sus seguidores y al público en general para solicitar con suma urgencia camas UCI para la reconocida cocinera Angélica Chinén y su esposo José, quienes están enfrentando esta grave enfermedad.

“En este momento los pilares de Huerta-Chinén necesitan de tu oración y buena vibra. Muchas gracias”, dice la publicación.

Conversamos con Cody, hija de Angélica, quien nos comentó que lograron conseguir una cama UCI para su mamá en la clínica San Gabriel en San Miguel donde los médicos la están atendiendo, pero la preocupación continúa, pues su padre estuvo en la Villa Panamericana y debido a su gravedad tenía que ser trasladado. Ahora se encuentra la Sala de Altos Cuidados del hospital Rebagliati donde está sedado y entubado.

“Mi papá está en espera de una cama UCI debido a su estado de salud. No contamos con seguro médico y mi familia nos está apoyando con algunos gastos que se necesitan”, detalla.

APOYO

La familia Huerta-Chinén necesita el apoyo en estos momentos tan difíciles, si tienen información de alguna cama UCI por favor, se pueden comunicar con Cody al 926-760-351.

Cualquier ayuda es bienvenida al número de cuenta BCP Soles: 19326710983089

Cuenta Interbancaria: 00219312671098308917, que está a nombre de José Martín Huerta Chinén.

HUERTA-CHINÉN

Angélica Chinén viene de una cocina de tradición, durante más de 36 años ha conquistado los paladares más exigentes con su memorable patita con maní y su papa rellena. Su sabrosa sazón hizo que obtuviera el premio Summum como mejor huarique en el 2017.

En una entrevista, la reconocida cocinera cuenta que se casó a los 23 años con un chino, vivieron seis años y luego terminaron, él se fue a China. Su actual compromiso fue su proveedor de abarrotes, es así como nace ‘Huerta-Chinén’ que caló en el corazón de sus comensales.

Antes de este negocio tuvo un chifa, pero jamás imaginó que terminaría vendiendo comida criolla, pues eran sus comensales quienes le pedían que haga cau cau, escabeche, seco con frejoles o una causa. Su local 620 del Mercado N 2 de Surquillo se convirtió con los años en un lugar de culto donde llegan clientes peruanos y extranjeros.

Hace poco, su nombre volvió a sonar por todos lados, pues apareció en Street Food Latinoamérica, una seria de Netflix que dedicada a la comida callejera de la región donde Angélica tan risueña como siempre, mostraba su habilidad con sus manos para preparar sus deliciosos potajes.

Hoy más que nunca, la familia Huerta-Chinén necesita de nuestra ayuda. Desde Trome nos solidarizamos con la familia esperando que puedan superar esta enfermedad y salir adelante. ¡Fuerza!