San Juan de Lurigancho: Niños de inicial estudian en cochera sin agua ni desagüe por incumplimiento de Minedu

Los niños de un colegio de San Juan de Lurigancho se ven obligados a ir a clases en una cochera con pésimas condiciones de salubridad. 

Niños estudian en cochera en San Juan de Lurigancho

Niños estudian en cochera en San Juan de Lurigancho.

Niños estudian en cochera en San Juan de Lurigancho.

Los padres del colegio inicial Niño Jesús de San Ignacio de San Juan de Lurigancho se mostraron indignados por las condiciones en las que sus hijos son obligados a estudiar. Y es que todos los días unos 350 menores de entre 3 y 5 años tienen que asistir a sus clases en nada menos que una cochera.

Según Latina, el colegio ganó un concurso público organizado por el Ministerio de Educación que les permitiría remodelar sus instalaciones. Es así que tuvieron que abandonar el local en noviembre del 2016.

El Ministerio de Educación instaló a los 350 estudiantes de Niño Jesús de San Ignacio en un local de su propiedad. Lo inaudito es que se trataba de nada menos que una cochera sin agua, sin desagüe e infestada de roedores.

Las autoridades prometieron que los niños podrían regresar al colegio renovado en abril de este año. Sin embargo, según denuncian los padres de familia, aún permanecen en la cochera en deplorables condiciones sanitarias.

El local donde los pequeños estudian actualmente tiene decenas de desperfectos y situaciones de riesgo. Los padres han tenido que instalar mayas de manera improvisada para proteger a sus hijos de la lluvia.

Unos 350 niños se han visto obligados a estudiar en una cochera por un incumplimiento del Ministerio de Educación. Video: Latina

Asimismo tienen que baldear con agua el patio de la cochera, ya que sino los pequeños sufren por el polvo y la tierra. Y ni qué hablar de las piedras, que hieren a los estudiantes cada vez que se caen al jugar durante el recreo.

Como si fuera poco el local no cuenta con agua ni desagüe. Frente a esta situación, el Ministerio de Educación colocó baños portátiles. El problema, según denuncian los padres, es que tienen que complementarlos con ladrillos para que los pequeños puedan usarlos y además el personal del Ministerio nunca se apersona a limpiar.

Finalmente denunciaron que los estudiantes se vieron afectados por una plaga de ratas. Y es que detrás del local, que de noche funciona como cochera, hay una pila de autos amontonados que causaron la aparición de los roedores.

Hace solo un mes el Ministerio de Educación mandó a fumigar el local, a pesar de que los niños ya vienen estudiando casi 10 meses en esas terribles condiciones. ¿Se logrará solucionar el problema de estos estudiantes y padres de familia?

TAMBIÉN PUEDES LEER

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

Ir a portada