Misiva fue enviada al pequeño Joaquín para darle tranquilidad después del accidente y lo invita a seguir visitando el local.
Misiva fue enviada al pequeño Joaquín para darle tranquilidad después del accidente y lo invita a seguir visitando el local.

En medio de tantas malas noticias, de falta de empatía y de discusiones que incitan al odio en las redes sociales aparecen acciones que alegran el alma, como el post que se viralizó tras ser publicado por una mamita que tuvo un pequeño accidente con su hijo en uno de los locales de la, pues en vez de pasar un mal momento, recibió una respuesta cargada de buenas vibras que tranquilizó al pequeño y a la familia.

La carta dice:

Lima, 6 de febrero de 2021.

Estimada Marcela,

Me permito a escribirte para que me ayudes transmitiendo este mensaje a Joaquín, si no es mucha molestia:

“Estimado Joaquín, supe por tu mamá que tuviste un accidente en la tienda a la que tanto quieres y visitas.

Supe que este accidente te asustó un poquito y pasaste un mal rato.

Quiero que sepas de parte de todos tus amigos en Pastelería San Antonio que no hay nada por que asustarse ni preocuparse, que los accidentes pasan, que lo más importante cuando hay un accidente es saber que estás bien, que no te pasó nada, y que lo más importante es tu integridad.

Te estamos enviando un postre para ti, para que lo compartas con tu familia, te lo mandamos todos tus amigos en Pastelería San Antonio, ¡porque nos gusta verte visitarnos y sonreír!

Gracias nuevamente, Marcela, por permitirnos conocer de primera mano lo que pasó y te reitero nuestra disposición permanentemente de atenderte bien, para que siempre tu familia se sienta en cada cuando nos visiten.

Saludos,

Rubén Sánchez V.

Gerente general Corporativo

Pastelería San Antonio

Ruben Sánchez, CEO de Pastelería San Antonio contó a Trome cómo ha sido el cambio de rubro ante la crisis por el coronavirus
Ruben Sánchez, CEO de Pastelería San Antonio contó a Trome cómo ha sido el cambio de rubro ante la crisis por el coronavirus

Trome conversó con el gerente general de San Antonio, Rubén Sánchez quien nos comentó que no quiso publicar este mensaje porque para él era una falta de respeto hacia la mamá, pero quedó sorprendido al ver que ella lo posteó y destacó este hecho.

“A veces los que manejamos grandes corporaciones perdemos de vista lo que realmente es importante, pues la realidad de los negocios por lo que nosotros existimos es por los clientes, nos debemos a ellos, hay que tratarlos bien, no puedes hacer que una mala experiencia los afecte, hay que hacer que se sientan cómodos y tranquilos para que regresen”, detalla.

Rubén nos cuenta que él no estaba cuando sucedió el accidente, pues fue la mamá del niño quien lo llamó para explicarle que su hijo se había tropezado y trajo abajo unas botellas de vidrio y los mozos corrieron a ver cómo se encontraba. Este hecho lo conmovió y se puso en los pies del pequeño, de lo asustado que debió sentirte, y por eso quiso enviarle una carta para que esté tranquilo.

“Soy padre y pensé en lo debió sentir Joaquín en ese momento, ahora los niños salen un rato para distraerse en esta pandemia y le pasó esto, así que necesitaba expresarle que todo estaba bien, que no debía asustarse y que eso tenía solución. Luego busqué por Internet la dirección de su mamá y le envíe un pionono de chocolate enrollado para que compartan. Supe que el niño estalló de felicidad y lo contó a toda su familia”, relata alegre el CEO.

COMO SE RECUERDA: Al inicio de la pandemia, el CEO de la Pastelería de San Antonio, Rubén Sánchez posteó un mensaje a sus trabajadores para darles tranquilidad en medio de una situación llena de incertidumbre, hecho que fue elogiado por los clientes.


Envía post a sus trabajadores durante el inicio de la pandemia.
Envía post a sus trabajadores durante el inicio de la pandemia.
VER TAMBIÉN: CEO de la Pastelería San Antonio ante crisis por el coronavirus: “El que no sea optimista está condenado a fracasar”