Según informó la PNP, los integrantes del grupo terrorista ingresaron a un bar del centro poblado San Miguel y ultimaron a 18 personas. (Foto: PNP)
Según informó la PNP, los integrantes del grupo terrorista ingresaron a un bar del centro poblado San Miguel y ultimaron a 18 personas. (Foto: PNP)

El Ministerio Público informó que ha abierto una investigación por la, en el centro poblado de San Miguel, en el distrito de Vizcatán del Ene, en la región Junín.

En un , la fiscalía detalló que a cargo de esta pesquisa estará la Fiscalía Supraprovincial Especializada en Delitos de Terrorismo y Lesa Humanidad de Huánuco y Selva Central.

MIRA: Fuerzas Armadas confirma que Sendero Luminoso cobró la vida de 14 personas en el Vraem

“Ante la necesidad de ejecutar actos de investigación inaplazables y urgentes, el Ministerio Público- a través de un oficio- solicitó a la Policía Nacional, del Frente Policial del Vraem, su intervención en la zona para efectuar el levantamiento de los cadáveres, debido a la dificultad para llegar a la zona debido a la distancia geográfica”, se lee en el escrito.

La solicitud también ordena el internamiento de los cuerpos en la morgue del distrito de Pichari, en la provincia de La Convención (Cusco) para la realización de la necropsia de ley.

Hace unas horas, el comandante general de la Policía Nacional, César Cervantes, confirmó 18 personas fueron asesinadas en la víspera en el centro poblado San Miguel, en la jurisdicción de Vizcatán del Ene, provincia de Satipo (Junín), en la zona del Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem).

Cervantes detalló que de acuerdo a la información preliminar los cuerpos hallados corresponden a 10 varones, 6 mujeres y dos menores de edad, los que se encontraban en establecimientos donde se consumen bebidas alcohólicas.

Según contó, la denuncia fue recibida por efectivos de la comisaría de la localidad de Natividad, quienes reportaron que algunas de las víctimas fueron incineradas. Este condenable hecho habría ocurrido ayer 23 de mayo a las 22:00 horas.

Sobre la autoría del crimen, Cervantes señaló que de acuerdo a la opinión de agentes de la Dirección contra el Terrorismo (Dircote), se trataría de miembros de Sendero Luminoso, de acuerdo a panfletos encontrados en el lugar.