Cuto Guadalupe entrevistó en su programa La Fe de Cuto al popular ‘Loba’. El exvolante celeste contó sus aventuras en el fútbol.
Cuto Guadalupe entrevistó en su programa La Fe de Cuto al popular ‘Loba’. El exvolante celeste contó sus aventuras en el fútbol.

La habilidad de lo llevó a pasear su fútbol por diferentes equipos peruanos, pero fue en en donde se retiró como referente. El talentoso zurdo estuvo en para hablar de todo: su hinchaje por la ‘celeste’, la anédcota marcando a , el sueño trunco de jugar afuera y más, en esta amena entrevista. ¡Mira el video!

Más información Cuto Guadalupe tras operación: “Ya no podré tomar mi cervecita largo tiempo” [VIDEO]

Sí, este es un programa especial para los hinchas de Sporting Cristal. Ahora, pensándolo bien, no solo para ellos, sino para los amantes del buen fútbol y de los futbolistas que supieron cuidar su herramienta de trabajo, su cuerpo, para tener una carrera respetable. En sus inicios en el fútbol se le conocía como “el hermano de Abel”, pero fue suficiente poco tiempo para que se haga un nombre propio. Con ustedes, Carlos Lobatón.

Carlitos, vienes de una de una familia futbolera.

Sí, de un apellido futbolero que es Lobatón. Los familiares de mi papá vienen de una rama de Hugo Lobatón, yo soy homónimo de Carlos Lobatón que jugó en Cristal, esta ‘Kilo’ Lobatón que jugó en Alianza Lima, y está el hermano de mi papá que jugó en Alianza y en el Muni. De ahí viene mi papá, mi hermano Abel, de ahí vengo yo, y ahora está Jhilmar el menor que está haciendo sus pininos. Somos de Chincha.

Carlos, cuéntanos tu infancia porque tú has vivido en Colombia.

Mi padre se fue a jugar muchos años en Colombia, nosotros íbamos y veníamos, pero yo nací en Colombia y me trajeron a Lima, me firmaron acá. Mi papá jugó en los años ochenta hasta el ochenta y nueve en el deportivo Independiente de Medellín, en el noventa vino al Boys, pero cuando no clasificaba su equipo al octagonal final, se venía a jugar a Lima por el Boys.

LEE MÁS: Cuto Guadalupe sintió que moría: “Dios me dio una segunda oportunidad y lo aprovecharé al máximo”

Qué alucinante, tienes para hacer un libro.

Sí, de ahí yo he regresado a Colombia en el año noventa y dos, ya mi padre se había retirado del fútbol, fue director técnico de una escuela de fútbol, una filial del América Cali, que se llama Boca Juniors de Cali. Ahí jugaba Jovanni Hernández, Harold Lozano, ahí conocí a Johnnier Montaño.

Qué tales jugadores.

Entonces en la segunda parte que nos fuimos a Colombia, mi papá trabajaba de técnico nos fuimos los tres, con mi hermano Abel y yo, mi mamá se quedó en Lima con mi hermanita menor y nosotros nos fuimos a vivir allá. Mi papá era técnico, cocinaba.

¿Tú papá sabe cocinar?

Sí, Abel sabe cocinar, yo sé cocinar.

Ya me imagino cómo conquistaste a tu esposa.

No, ella me conquistó a mí. Jajaja. No, pero ella cocina bien.

Qué un hombre sepa cocinar es una ventaja.

Cocino bien, pero también te explotan en la casa. Pero tengo mi sazón. Jajaja.

¿Cómo aprendiste a cocinar?

Mi abuela materna tenía un restaurante, Herminia, que en paz descanse, con mi abuelo, Gregorio Espejo.

CARLOS LOBATÓN, HINCHA DE SPORTING CRISTAL

¿Cómo nace ese cariño por Cristal?

Cuando vivía acá, al frente del Boys, decía ¡Vamos Boys!. Cuando yo me voy a Colombia me vuelvo hincha del América porque jugaba Freddy Rincón.

Freddy Rincón, qué jugador.

En el América, ¿sabes quién tapaba? Ángel Comizzo. En el arco del frente tapaba Calero y cuando lo presentaban decían el show Calero y volaba Calero. Y jugaban el Cali con América y se agarraban a patadas. El América era un equipazo, jugaban el Niche Guerrero adelante y a veces lo metían al ‘Palomo’ Albeiro Usuriaga.

Palabras mayores.

Cuando anunciaban que iba a entrar el ‘Palomo’, todo el estadio gritaba ¡Usu, Usu! Faltando 15 salía el ‘Palomo’, a calentar, entraba, metía gol. 15 minutos le tomaba al ‘Palomo’ meter un gol, una bestia, de ahí lo vendieron a Independiente.

Carlos Lobatón habló de todo en entrevista con Cuto Guadalupe en 'La fe de Cuto'. ¡No te lo pierdas! Foto: Trome
Carlos Lobatón habló de todo en entrevista con Cuto Guadalupe en 'La fe de Cuto'. ¡No te lo pierdas! Foto: Trome

¿En qué momento entra en escena Cristal?

A Colombia va a jugar Cristal, por la Copa Libertadores. Cristal jugaba contra América de Cali. Yo era más peruano ese día, fuimos al reconocimiento de la cancha. Estaba Miguelón Mirando, estaba ‘Bimbo’ Ávila, todo un equipo bueno. Estaba chiquito, me pongo atrás del arco, pateaban a Miguelón, y le pasaba la pelota.

Y el día del partido.

Vamos al estadio, occidente abajo, nosotros miramos el partido, primer tiempo 2 - 0 ganaba el América.

Estabas renegando.

Tiro de esquina gol de ‘Bimbo’ Ávila. Luego otro gol de ‘Bimbo’ Ávila. Acabó el partido 2 -2. Nos vamos al camerino. El camerino estaba abierto y era alucinante.

¿Cuántos años tenías?

Tenía 11 años, los miraba y decía wow. Cuando de repente empiezan a rezar un padre nuestro.

¿Participaste también?

Me puse a rezar yo también. Primera vez que veía que un vestuario se rezara. Esa situación me hizo sentir algo diferente, dije este es mi equipo. Papá cuando vaya al Perú quiero jugar acá, yo soy hincha del Cristal y desde ahí nació un amor por Cristal.

LO INICIOS DE CARLOS LOBATÓN

Entonces te formas en Cristal.

Fernando Mellan me tuvo cuatro meses probándome, iba y venía con mi ropa. Me iba en mi combi, dos de Mayo, Las Flores y Abancay. O si no agarraba la 97 y me quedaba dormido hasta allá. Hasta que un día me dijo: hijo mañana trae tus papeles. Recién me dan ropa para entrenar. Luego me suben a la sub 20 y me hacen jugar en la segunda profesional con el Sport Agustino.

Justo estoy viendo esa información de Sport Agustino.

Juego por Sport Agustino, el próximo año se llamó Cristal B, entonces yo sigo jugando en segunda Cristal B, entrenaba en primer equipo y jugaba en segunda. Ese mismo año me suben al primer equipo, para la pretemporada en el año 2000.

Pero te vas a Boys.

Justo mi papá agarra el Boys con Ramón Mifflin. Voy donde Antonio Cuba me hace firmar un contrato, me dice tranquilo que yo hablo con los de Cristal. Pero seis meses duré sin que me dieran la carta pase. Don Jaime Noriega no quería darme la carta.

No te dejaron jugar.

Me fui sin decir nada. Hice mal, me equivoque. Después de los años cuando me junté con él, le pedí las disculpas del caso.

¿Qué tiempo te quedas en el Boys?

Jugué dos años en el Boys.

¿Cuándo regresas a Cristal?

Luego de Cienciano, después de la Copa Kirín.

Carlos Lobatón estuvo presente en "La fe de Cuto" y habló de todo con el Cuto Guadalupe.
Carlos Lobatón estuvo presente en "La fe de Cuto" y habló de todo con el Cuto Guadalupe.

¿Eso fue un rollo también?

Un día que jugábamos contra Cristal en Cusco, me acerco y estaban en el reconocimiento de cancha, entonces le digo que me llevarán, pero en son de broma. Lo que sucede es que no venía jugando en Cienciano.

Se la lanzaste…

Claro. Ese año salgo campeón del Apertura con Cienciano, y para el Clausura me voy a Cristal y salgo campeón y jugamos la final entre los dos equipos y logramos el título. Terminó siendo un gran año para mí.

CARLOS LOBATÓN, LOS EQUIPOS POR LOS QUE JUGÓ

¿También jugaste por la ‘U’?

Estuve en 2002, llegué para el Clausura. ‘Chemo’ y compañía con Ángel Cappa se habían ido. Entonces llego y empiezan los problemas económicos, jugué dos o tres partidos y no más, porque viene la huelga. Entonces en la huelga debuta el ‘Loco’ Vargas y le hace gol a Cienciano, para el otro año se va Ibáñez, se va Paolo Maldonado, se va Acasiete, toda esa gente se fue a Cienciano,

Luego vas a Huaral.

Me voy a Huaral 6 meses y Freddy Ternero llega a Cusco. Freddy me llama y me dice vente porque me voy a Cienciano.

En el 2003 llegaste en un momento inolvidable para tu carrera en Cienciano.

La verdad llegué a Cienciano para crecer como futbolista, lo que venga de ahí es ganancia, como dices, tú vas con un sol, invierte tu sol y lo que viene de ahí es ganancia.

Imagínate.

Tuve la dicha de llegar a un club con gente grande que sabía lo que quería, y que iban acomodando a la gente como yo, en esa época de 22, 23 años. Tengo a uno de mis mejores amigos, Rodrigo Saraz.

¿Cuéntame una anécdota con Cienciano?

Te voy a contar la de Miami, te vas a reír un rato en la Recopa Sudamericana. Resulta que el bus no llega a recogernos, pero los dirigentes habían alquilado unas limusinas para ir ellos en limusinas al estadio.

¿En limosinas querían ir los dirigentes?

Dos limosinas habían alquilado, ya entonces estamos fuera en la puerta del hotel y no llegaba el bus. Y Freddy dice súbanse a la limosina. Y nosotros ya pues, pero en la limusina entran 9, tres jugadores quedaron sobrando.

LEE MÁS: ‘Cuto’ Escribe: 10 años después del nacimiento de la frase bíblica ‘La fe es lo más lindo de la vida’

¿Cómo hicieron?

En eso quedó sobrando Miguel Llanos, Arboleda y me parece que quedó sobrando Morán. Los tres se metieron al carro de unos peruanos. Vamos, vamos que yo conozco dicen los peruanos. Entonces el peruano que se va con Llanos y que va con Arboleda se va por otro camino. Estábamos listo y ellos no llegaban, entra el comisario, pide pasaporte, número de la camiseta y todo. Tal jugador, Arboleda, Morán, no llegaban. Dimos ahí están en el baño. Faltaban 40 minutos, salimos a calentar y ellos van entrando.

¿Y qué había pasado?

Los peruanos que los habían llevado estaban liquidados, se metieron en otro lado y se perdieron con el carro, cuando llegaron, fue una cosa alucinante, se han puesto la mitad de la ropa, no se llegaron a ponerse las medias.

Calentaron como pudieron.

Calentaron con una media cortita. Ya luego se metieron y terminaron de cambiar. Ya después del partido lo máximo, ya estábamos todos en el bus, vamos regresando semáforo, luz roja, y donde están los de Boca que nos iban a ganar. Comenzamos a cantar. Siguiente semáforo, el bus de Boca al costado: suavecito, suavecito, le rompimos el culito. Siguiente semáforo, ya se quedaron atrás. Jajaja.

¿Cómo fue ganarle a River?

Fue alucinante, primero allá el 3 a 3, y luego en Arequipa el 1-0 con gol de Carlos Lugo. Pasaron muchas cosas, hasta cambiaron la sede del estadio, no pudimos jugar en Cusco.

CARLOS LOBATÓN: ¿POR QUÉ NO JUGÓ EN EL EXTRANJERO?

Tú no llegaste a jugar en el extranjero, pero me imagino que te llovían ofertas.

Hubo varias ofertas. Me hubiese encantado jugar, sobre todo, en Brasil. Tuve una propuesta de Colombia que me encantó, pero cuando voltee a la casa y dije vamos a Colombia, me dice: si vamos a Colombia nos separamos. Jajaja.

¿Cómo recuerdas a don Sergio Markarián?

Con él voy a la selección peruana, pero yo sentía a él como que necesitaba que alguien le diga: tranquilo. No pasa nada. Para eso lo tenía a Pablo Bengoechea al costado, se preocupaba mucho. Un día íbamos a entrenar y el ‘Loco’ Juan (Vargas) llega diez minutos tarde. Llegó y dijo: No, me quedé dormido. Y si se había quedado dormido. Ya afuera el profe estaba que se agarraba la cabeza: No, es el principio del fin. Exageradisimo, pero cuando tenía que salir al frente ,salía al frente.

Y esa anécdota con Messi.

Me dijo: vas a marcar a Messi. Yo? sí, he estado mirando a todos y la verdad tú eres el que puede dar la cara. Y yo le digo: profe estás seguro?, Sí. No quiero que lo patees, no quiero que lo empujes, solo que no lo dejes arrancar, le punteas la pelota, y tú eres bueno para puntear, eres bueno, me ha visto en el bus jajajajaja. Listo profe, y así fue.

Eso fue tu función ahí.

Sí, o sea, Messi la agarraba y yo me paraba de frente y le punteaba la pelota, ese día Messi se aburrió. Lo hice muy bien.

Tú eres parte del proceso de la clasificación al mundial de Rusia 2018.

Claro, yo he sido capitán desde el comienzo de las clasificatorias, el profesor Ricardo Gareca me nombró capitán e íbamos a jugar contra Colombia, Claudio Pizarro iba de titular, yo le digo: profe, Claudio va a ir de capitán. No, el capitán eres tú. Cuando yo llegué a la selección Claudio ya era capitán, y para mí Claudio sigue siendo el capitán le dije. Ok, dale tú la cinta me dice. Ok, le digo. Pero no hay problema no. No hay problema. Para él no había problema. Cuando sale, Claudio me llama y me da la cinta.

¿Y él aceptó?

Claro, él aceptó, él era el capitán, es que Claudio juega de titular ese partido, pero el siguiente partido no salió de titular y me tocó ponerme a mí la cinta, pero cuando Claudio jugaba de titular yo le daba la cinta.

TE VA A INTERESAR