Daniel Peredo: Lee la última reveladora entrevista que brindó a Trome [VIDEO y FOTOS]

Daniel Peredo nos demostró que el fútbol marcó cada día de su vida. En esta aventura deportiva, su familia lo acompañó de manera incondicional. 

Más sobre:

Daniel Peredo

Daniel Peredo murió este lunes en la Clínica San Felipe de Jesús María a los 48 años. Es un triste día para el periodismo deportivo nacional. Esta fue la última entrevista que le hicimos en Trome al narrador. Descansa en paz, Dani. 

Les doy un consejo de patas: Lean esta nota. Conozcan al periodista que ha impuesto frases, gritos, emociones. En la sala de Daniel Peredo, el televisor muestra imágenes de un partido de fútbol y hay una mesa de centro con vasos y una botella de gaseosa para mitigar este sol que se resiste a irse.

Acá no hay ruido de estadio, tampoco huele a frotación ni hay caras pintadas, pero se siente a la selección, al tono bicolor de nuestra patria. El hombre que relata los partidos de Perú está al frente y la mejor manera de presentarlo es partiendo desde sus sensibilidades más guardadas. Daniel Peredo en 3,2,1, ¡va!

DANIEL: ME HUBIERA GUSTADO RELATAR EL GOL DE URIBE EN EL ‘CENTENARIO’
Tan soñador como tus transmisiones, ¿romántico con Milagros?

Salimos, conversamos, nos entendemos bien.

¿Celoso?
Mi esposa no me da razones.

¿Buen bailarín?
Solo bailo salsa y no quedo mal.

Te vacilas tú mismo con el tamaño de tu cabeza.
No es chica.

Es que aseguran que el buen humor y ritmo conquistan a cualquier mujer.
Se terminó la nota, ja, ja.

¿Dormiste en el sofá?
Hay un cuarto libre para esas eventualidades.

¿En serio?
No hemos llegado a eso.

¿Tu señora te reclama estar los domingos en casa?
La conocí trabajando en un club de fútbol y sabe que esos días son de mayor trabajo y no puedo estar con ella ni mis hijas.

Alguien dirá: ‘pobre, cuánto sacrificio’.
Difícil es para mi familia porque me gusta estar en el estadio.

Te vas tranquilo, entonces.
Sí, esa calma me la genera mi mujer.

¿Duro, tacaño?
Ahorrador.

¿Bajaste de peso porque la televisión te lo exigía?
Por un problema en el páncreas.

¿Se detuvo la caída del cabello?
Me implanto y con la mía, porque los dientes sí fueron canje del canal.

¿El gol que hubieras querido narrar?
El de Julio César Uribe a Uruguay, en el ‘Centenario’.

¿Cómo lo hubieses descrito?
‘Con los huevos de José Velásquez’, porque tuvo que ver mucho en la jugada previa.

¿Uno más?
Cualquiera de Teófilo Cubillas a Escocia.

¿Algún jugador te ha corregido?
Johan Fano, cada vez que me ve, me reclama: ‘El gol ante Argentina lo hice yo, no Juan Vargas’.

¿El partido que no volverías a transmitir?
El 6-0 contra Uruguay, aquella noche que ‘Chemo’ del Solar les gritó ‘cagones’ a sus pupilos. Encima, fue un 17 de junio, día de mi cumpleaños.

Otra queja de algún pelotero.
En la Copa América de Chile, Paolo Guerrero hizo 3 goles a Bolivia y cuando vio a Pedro García, que trabaja conmigo, le dijo: ‘Peredo no me quiere’.

¿Y eso?
Es que ante Paraguay, el día que lo expulsaron a Paolo, el gol peruano lo hizo Carlos Ascues y describí así la jugada: ‘Que vengan los que quieran venir, apareció Ascues en la zona del 9 que se borró’.

¿Futbolista frustrado?
No.

¿Qué te gustaría ser?
Actor... y Aldo Miyashiro me ha dado un papel en su próxima película.

¿Una satisfacción de esa experiencia?
Filmar una escena con Carlos Gassols es como tirar una pared con César Cueto en el estadio Nacional y repleto de gente.

¿Pero juegas fútbol?
Estuve en Cristal hasta los 12 años, el profesor Alberto Gallardo era mi técnico, pero era flojo para entrenar y él muy disciplinado.

¿Le corres a la patada?
Si voy a chocar con ‘Carlao’, el director de Trome, o ‘Cachetada’, el editor de deportes, la toco y evito la fricción.

A ver, resume tu estilo.
Se la doy siempre al de mi equipo.

¿Y allí también relatas?
Digo: toma, pasa, cambia, a la izquierda, está solo... y me gritan mis compañeros: ¡Cállate!

¿La frase que sientes que pegó en el pueblo?
Consejo de pata.

¿Y ‘los palos son así’?
La inicié con ‘Los palos son como Julio Iglesias, a veces sí o a veces no’ y un amigo de la chamba me dio un apunte: ‘Tu público ya ni sabe quién es el cantante español’. Por eso la dejé como está ahora.

¿Cuál es la que más te piden?
En un restaurante me ven y se acercan: ‘Queremos que el jefe nos dé libre el lunes, dale un consejo de pata’ y yo empiezo: ‘Señor gerente, consejo de pata, dele libre a los muchachos’.

O sea que sí lo haces.
Sí, pero en voz bajita.

¿Otra locura?
Que les narre el gol de Juan Vargas, pero cambiando el apellido del ‘Loco’ por el del amigo o hijo.

¿Por qué nombras los apellidos maternos de los jugadores?
Es un pedido de mi esposa.

Algo que te incomode de nuestra sociedad.
Me revienta cuando me comentan: ‘Siendo futbolero, cómo no vas a tener un hijo hombre’.

¿Lectura obligada?
‘El Búho’ y ‘El Bombardero’.

‘Chemo’ del Solar un día me afirmó: ‘La fama es una gran cojudez’.
Todas las mañanas, al levantarme, me miro al espejo y repito la frase de ‘Beto’ Ortiz: ‘Que la televisión no te vuelva imbécil’.

¿Tu popularidad va al ritmo de la selección?
Cuando gana Perú, me saludan en la calle, me recuerdan una jugada, pero cuando pierde me gritan: ‘Di que se vayan esos malos’, ‘ya estás muy patero con el equipo’.

¿Cuántas chicas te solicitan que las agregues al Facebook?
Estoy tío para eso.

¿Se gana bien grabando comerciales?
En una mañana puedes recibir todo lo que te pagan en un mes de trabajo.

Finalmente, ¿hincha del ‘equipo de todos’?
Sí, pero con capacidad de análisis.

Abrazo y hasta el próximo gol de Perú.
A pesar de mis limitaciones de voz, la gente es generosa conmigo. Creo que se acostumbraron a escucharme narrando los partidos y eso es muy bueno. Gracias también a ustedes.

Daniel Peredo

.

MILAGROS: ES ROMÁNTICO, PERO CON SUS HIJAS, JA, JA.
Ella es esa silenciosa mujer que observa su éxito a su lado. Sabe de sus triunfos, también de sus inicios y lo conoce futbolero, por eso la relación de 15 años sigue firme, fuerte.

Milagros, eres la responsable de que Daniel nombre a la madre de los jugadores.
He trabajado en un club viendo las categorías de menores y sé cuán importantes son las mamás en los chicos.

¿Se lo pediste?
Fue después de ver la película ‘Guerrero’.

Y el apasionado relator, ¿es un esposo detallista?
Sí, con sus hijas, ja, ja.

¿Sabes cuánto gana?
Soy quien paga los impuestos a Sunat.

¿Cambia un foco?
He comprado esos que duran tiempo y no es necesario que lo haga.

Y si falla el ‘trompito’ del caño, ¿lo cambia?
Todo está en orden, pero seguro que sí lo hace.

¿Te gustaría disfrutarlo los domingos?
Vivimos en función de un fixture.

¿Su plato preferido?
Como buen heredero de norteños, arroz con pollo.

¿Las niñas lo extrañan cuando viaja?
Me piden que le mande besos por ‘wasap’ y que le diga que lo quieren y eso lo pone sensible.

¿Hay Trome en casa?
Todos los días.

Un saludo y dime tu nombre completo.
Sí, que salgan mis dos apellidos, ja, ja: Milagros Llamosa Salas y gracias por esta entrevista.

(Fernando 'Vocha' Dávila - José 'Huachano' Lara)

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

Ir a portada