Paulo fue campeón de la Copa Libertadores en 1997 y 2005.
Paulo fue campeón de la Copa Libertadores en 1997 y 2005.

fue técnico de la durante el proceso rumbo a Alemania 2006. .

Sin embargo, antes de su paso por la Blanquirroja, Paulo Autuori tuvo su primera experiencia en el fútbol peruano dirigiendo a . El club realizó grandes contrataciones para obtener el título en el año de su Centenario. El objetivo se logró a fin de año, pero Paulo solo estuvo hasta el Torneo Apertura, ya que luego se iría a dirigir al Botafogo.

Alianza Lima ganó la primera etapa del torneo luego de vencer en la definición a Sporting Cristal, club con el cual compartió el primer lugar al término de las 22 jornadas. El partido de definición fue triunfo por 2-1 con goles de Henry Quintero y Roberto Holsen. Descontó Jean Ferrari.

La burla que inició todo

Una fecha antes del final del Apertura, Alianza Lima tuvo un traspié. Cayó por goleada 3-0 en su visita ante Sport Boys en el Callao. El equipo íntimo salió con todos sus titulares, pero cayeron de manera contundente ante el equipo dirigido por Ramón Mifflin.

El once de Alianza Lima de aquella tarde fue con: Gustavo Roverano; Guillermo Salas, José Soto, Ernesto Arakaki, Alexis Ubillús; Roger Serrano, Juan Carlos Bazalar, Palinha, Luis Hernández; Waldir Sáenz y Eduardo Esidio.

Los rosados dieron el golpe con goles de Gustavo Tempone, Johnny Vegas y autogol de Guillermo Salas. El partido hubiese quedado sin anécdota, de no ser por una burla del uruguayo Gabriel Silvera, quien terminaría su carrera años después en el fútbol peruano.

La ‘Foca’ lo contó

En entrevista al programa ‘La fe de Cuto’ del diario Trome, Roberto Farfán detalló paso a paso cómo se dio la insólita orden de Paulo Autuori: “Estaban ganando con comodidad, quiso vender su humo. Le faltó el respeto a Paulo Autuori. Luego escucho que Paulo me llama, me toma del cuello y me dice: ‘No te preocupes por los dirigentes, por nada, eso será mi problema, yo arreglo con ellos. Solamente quiero que entres y golpees a Silvera. Así te expulsen golpea a Silvera’”.

“Yo solo hice caso. Ingresé al partido y le metí un ‘huacarazo’ que lo dejó en el suelo. La gente se volvió loca en el estadio y yo estaba normal, pensé que me iban a sacar roja, pero solo me mostraron la amarilla. Al terminar el partido, Paulo Autuori me dijo: ‘muy bien’”, agregó entre risas el ex futbolista.

MÁS INFORMACIÓN