Nicola Porcella ramigo del balón y promoción del seleccionado Alexander Callens (Foto: GEC)
Nicola Porcella ramigo del balón y promoción del seleccionado Alexander Callens (Foto: GEC)

Hay muchas maneras de ser famoso y exitoso. La pelota es un buen camino para lograrlo y también la Los chicos reality siguen de moda y todos tienen una historia atrás de ellos. el más admirado y querido de todos los muchachos de estos programas concursos, quiso ser futbolista antes de aparecer en la pantalla chica y probó suerte en

MIRA: Nicola Porcella revela que sus amigos le dieron la espalda tras alejarse de EEG: “Nunca me llamaron”

Hoy, que poco a poco se va ganando un sitio en la televisión de México, se pasea en costosos autos deportivos, factura igual o más que un futbolista top del medio, tiene negocios y siempre está rodeado de guapas chicas. Pero sus sueños empezaron en un campo de fútbol. Se inició como delantero en diversos clubes de menores, pero cuando hubo que tomarse el juego en serio decidió que sus ganas eran las de un defensa.

Nicola llega al Boys para ser suplente de suplente

Llegó al Sport Boys para el equipo de reservas. Fue el 2010, era el primer año que se disputaba el torneo y para el cuerpo técnico que dirigía Willy Laya era el cuarto zaguero. Por delante tenía a Alexander Callens, Werner Schuller y Hansel Riojas. Jugar lo tenía más que complicado pero ponía ganas y hacía todo lo que le ordenaban. En todo equipo siempre hay calidosos que la sacan jugando y los que despejan todo. Nicola era de los segundos, taco bajo para ser más exactos”, lo recuerda su DT.

Nicola Porcella cuando jugaba en Sport Boys. Foto: Archivo.
Nicola Porcella cuando jugaba en Sport Boys. Foto: Archivo.

Era ‘sufridito’, iba a los entrenamientos en micro y veía como los del primer equipo llegaban en autos deportivos y comentaba a sus compañeros, “voy a llegar y tendré uno igual o mejor”. Sus amigos le respondían Blanco lo tuyo no es el fútbol ,tú estás arreglado, mejor dedícate a la tele, haz comerciales o algo parecido estás perdiendo plata en el fútbol, para colmo aquí ni nos pagan”, era el consejo del vetuario

La noche empezó a confundirlo

El no tener posibilidades en le cuadro del Callao lo hizo perder un poco el rumbo y empezó a parar con los ‘blancos’ del plantel. Diego Pizarro, el hermano de Claudio Pizarro, el hijo de un dirigente y algún juvenil más eran sus compañeros de vacilón en las noches de bohemia. No faltaba a los entrenamientos y parecía que se perdía para el fútbol, sin embargo, de un momento a otro se le apareció la gran oportunidad.

Se le presentó la vírgen

Callens fue vendido a la Real Sociedad de España y Werner Schuler pasó a Universitario de Deportes. Era su hora, no había más backs, había llegado la oportunidad que tanto esperaba. Dejó la noche y volvió a dedicarse de lleno al fútbol. Alternó con Hansel Riojas y no lo hizo mal . cumplió, tampoco brilló y se ganó ser tomado en cuenta para la siguiente temporada señala un compañero de equipo de esa época.

MIRA: Nicola Porcella responde a sus críticos: “Yo no he dicho que soy el William Levy peruano”

¿Por qué dejó el fútbol Nicola Porcella?

Pero Nicolla Porcella, como otros tantos jóvenes que llegan al fútbol llenos de ilusiones, conoció la cara fea de este deporte. Una persona del club, se acercó a él y le insinuó que si quería seguir jugando debía dejar dinero en el camino. El chico protestó, se opuso y no aceptó ‘pagar cupo’.

El ahora actor con proyección en México, recordó lo que le dijeron sus compañeros, también su propio entrenador, así que decidió colgar los chimpunes y no entrenar más. Viendo como le va hoy en la televisión, se puede decir que decidió lo correcto.

TE PUEDE INTERESAR