Santiago Salazar fue uno de los mejores defensas que tuvo Sport Boys en el 2003. Se retiró del fútbol en el 2012, con el cuadro chalaco. (Foto: La Razón)
Santiago Salazar fue uno de los mejores defensas que tuvo Sport Boys en el 2003. Se retiró del fútbol en el 2012, con el cuadro chalaco. (Foto: La Razón)

Su fútbol era toque fino y rapidez. Santiago Salazar, por lo que mostraba en la cancha, fue bautizado como ‘Cafú’, en homenaje al crack de la selección brasileña. Vistió los colores de tres grandes de nuestro país: , Alianza Lima y , defendió la selección peruana y llevó su calidad a Europa. Hoy, retirado del balompié profesional, recuerda y se ‘arrepiente’ de algunas decisiones tomadas, como negar su amistad con . Esto es parte de lo que no volvería a hacer.

MIRA: ‘Puchungo’ Yáñez se confesó ‘Chipi’: “Diosito no me dio cariño ahí”

ENFRENTARME A ‘KUKÍN’

En un duelo de práctica cortaba todas las jugadas de Germán Carty, por arriba y abajo. De pronto, me tira una patada por atrás. Me fui encima, pese a mis 18 años, y ‘Kukín’ Flores se cargó ese partido. Le dije para ir al vestuario, pero no pasó nada. El técnico nos hizo concentrar juntos y Carlos conversaba pasadas las 12 de la noche. Lo conocí bien, nos hicimos amigos y puedo decir que fue un tipazo.

NEGAR MI AMISTAD CON EL ‘CHINO’ HUAMÁN...

Estábamos brindando en San Miguel y un amigo me avisa para ir a la inauguración de una discoteca en Miraflores. Le dije al ‘Chino’ que no vaya porque estaba mareado, pero no hizo caso y fue. De pronto, empieza un evento donde pasaban modelos desfilando. Mi compadre estaba más ‘avanzado’ y no lo veía por ningún lado. Cuando se prende la luz, estaba durmiendo en medio de la pasarela. Ese día dije que no lo conocía.

PELEARME CON VARIOS A LA VEZ...

En una reunión estábamos ‘Vitito’ Reyes y yo. Esperábamos el taxi y un muchacho le faltó el respeto a mi amigo. Me puse al frente y le metí un manazo, pero él estaba con cuatro acompañantes más y no ‘aflojé’. Utilicé la fuerza y dejé fuera de combate a dos, caía uno y venía otro. Seguía al frente y escuchaba atrás de mí una risita: Jijijiji. Les decía: ‘Vengan, pues’ y un vecino agrega: ‘Ya déjalos, tranquilos’. Cuando volteo, veo que esa risa era de ‘Vitito’. Le pregunté: ‘¿Por qué festejas?’. Me responde: ‘Es que parecía una película de Bruce Lee’.

LEE: ¿Emelec quiere a Percy Liza? Esto nos dijeron en el club ecuatoriano

VOLVER A TRABAJAR CON UN TÉCNICO...

No doy su nombre porque tiene familia. De los que me dirigieron, es el único con el que no volvería a entrenar. Es una persona que no le hace bien al fútbol. Teníamos un gran plantel, era el referente, sacábamos buenos resultados y le gustaba que haya discrepancias. Decía que si había eso en un grupo era para avanzar. Iba a decirle una cosa al otro, luego hincaba al compañero. Menos mal me salió una propuesta y me fui. Me crucé con él en un campo de juego con mi equipo y le ganamos 5-0. Cuando se me acercó, casi me lo como y se fue corriendo a su casa.

NO HACERLE CASO A HANS - PETER BRIEGUEL

Jugaba en Turquía, en el Trabzonspor, y mi técnico era el exseleccionado alemán. Todo iba muy bien, los hinchas me querían, pero dejaron de pagarme y me molesté. Soy de dar respeto y exijo lo mismo. Mi entrenador me decía: ‘No te vayas, quédate’. Pero yo me regresé. Quizá debí escuchar los consejos de una personalidad como él. Esto puede servir a los muchachos de hoy, que siempre es muy bueno escuchar a gente mayor y que sabe mucho del balompié.

TE PUEDE INTERESAR