En Toronto 2015, la nadadora venezolana Paola Pérez consiguió la medalla de plata en aguas abiertas, sin embargo, en, la caribeña sufrió de hipotermia por no llevar el bañador adecuado que mantuviera la temperatura corporal en una prueba de esa exigencia y tuvo que abandonar la competencia. A través de su cuenta de Instagram, la deportista se quejó del maltrato que sufren los atletas en su país. 

En la Laguna Bujama, el agua estaba a 14 grados, por lo que era necesario que Paola Pérez utilice un traje de neopreno en la prueba femenina de 10 kilómetros en aguas abiertas. 

La nadadora venezolana dio seis vueltas hasta que se percató que ya no podía continuar porque estaba sufriendo un ataque de hipotermia. 

"Aguanté hasta la sexta vuelta. Me dio un ataque de hipotermia. Ya tenía mucho frío y las manos no las sentía… Empecé a perder el sentido, nadando en zig zag", relató la deportista de 28 años a la agencia AFP, que también participó en los Juegos Olímpicos Río 2016. 

Ya en su cuenta de Instagram, la venezolana alertó que que la equipación que le había suministrado las autoridades deportivas de su país no estaba avalada por la Federación Internacional de Natación (FINA). 

Afortunadamente, la nadadora venezolana ya se encuentra en condiciones óptimas y pronto volverá a competir.

Paola Pérez se convirtió así en una víctima más de la dura crisis del deporte en Venezuela, golpeado por el colapso económico del país y por pugnas políticas por el control de las federaciones deportivas, entre ellas, justamente, la de natación.

Pérez es parte de la oleada migratoria venezolana, con más de tres millones de personas huyendo desde 2015 de la hiperinflación y la escasez de productos básicos.

La deportista, pese a su historial de éxitos, decidió hacer maletas y mudarse a Chile. Allí sobrevive dando clases de natación y a duras penas ha podido seguir entrenando.

"Sabía que, sin el apoyo necesario, iba a ser imposible repetir lo de Toronto; pero nunca imaginé que iba a ser tan doloroso", lamentó la deportista venezolana sobre su participación en los Juegos Panamericanos Lima 2019.